La primera paritaria del 2014 se firmó con una suba de 25%

La primera paritaria del 2014 se firmó con una suba de 25%
Es la de empleados de la educación privada. Supera el techo que pretendía el Gobierno.
Mientras las centrales sindicales, incluso la CGT oficialista, advertían que no aceptarán el techo en las paritarias del 18% que pretende imponer la Casa Rosada el año que viene, un gremio se sentó a negociar en silencio y consiguió un incremento salarial del 25% para 2014. Se trata del Sindicato de los Empleados y Obreros de la Enseñanza Privada, que agrupa a los 37.000 no docentes de los colegios privados laicos y religiosos y de las universidades privadas de todo el país.

A diferencia de la inmensa mayoría de los acuerdos que se firmaron durante el último año, el aumento del 25% será de una sola vez, explicó el secretario general de los no docentes, Guillermo Marconi.

“Nosotros vamos delante de la inflación, no la corremos desde atrás”, se jactó.

Para Marconi el acuerdo es “muchísimo mejor” que los que se firman por porcentajes mayores pero en cuotas: “Si tomamos un salario de $ 10.000 y le aplicamos una suba del 25%, contando los aguinaldos el trabajador a lo largo del año cobrará $ 32.500 más. En cambio si el acuerdo fuera del 36% en tres tramos cuatrimestrales del 12%, la suba que recibirá ese empleado será de $ 31.200”.

La actual paritaria se vence el 28 de febrero y el nuevo convenio regirá desde el 1° de marzo.

El gremio y las cámaras empresarias decidieron adelantar el acuerdo para “garantizar un inicio de clases tranquilo”.

El acuerdo, dijo Marconi, fue ratificado el jueves en el Ministerio de Trabajo por el sindicato y las tres cámaras patronales, Consudec, la Coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada y el Consejo de Rectores de las Universidades Privadas. Un directivo de esas tres cámaras se mostró ayer conforme con el acuerdo: “No sabemos lo que se avecina y un 25% quizá termina siendo una cifra moderada”.

En este convenio la cartera laboral puso en práctica un nuevo mecanismo que lo que buscaría es dilatar los tiempos para la firma de la paritaria. Antes en su primer encuentro el gremio y la patronal podían acordar en Trabajo y solo quedaba después que los funcionarios homologarán el acuerdo. Ahora en cambio esa opción ya no corre.

El acuerdo debe firmarse fuera del Ministerio y después se lo debe ingresar por la mesa de entradas de la cartera. Luego, y en un plazo que las autoridades manejarán con “arbitrariedad”, ambas partes serán convocadas para ratificar el convenio. “En ese lapso el Ministerio tiene tiempo para apretar a las patronales para que revean lo que aceptaron pagar”, se quejó un gremialista.

También esta semana la Asociación de Visitadores Médicos (APM) logró una suba del 29%, que fijó el básico de los casi 10.000 trabajadores del sector en $ 11.700. Esta paritaria estaba vencida desde agosto. El gremio que lidera Ricardo Peidro también logró una bonificación de fin de año de $ 3.700 para los visitadores médicos.

Las últimas paritarias vienen desafiando abiertamente las pretensiones de la administración K de fijar una pauta salarial del 18% y de que los acuerdos sean por más de un año. Además de los empleados no docentes y los visitadores médicos, los cerveceros lograron a principios de este mes una suba del 26,5% en tres tramos. En este caso también se trató de una paritaria que estaba vencida desde mediados de año.

Estos acuerdos, como las subas logradas por los policías, serán tomados por el resto de los gremios como referencia en sus próximas negociaciones paritarias.

Comentá la nota