Primeras reacciones de choferes por el traspaso de la Tamse a una UTE

Primeras reacciones de choferes por el traspaso de la Tamse a una UTE
Hoy a media mañana habrá medidas de fuerza en el predio de la estatal de barrio General Mosconi. Reclaman por la continuidad laboral de 60 contratados. Inquietud en choferes por el traspaso que se viene a manos de Ersa Urbano y Autobuses Santa Fe.

Los usuarios de las líneas de la empresa de transporte municipal Tamse, deberán estar atentos a lo que suceda durante las primeras horas de hoy en punta de línea, ya que trabajadores que tienen previsto realizar una medida de fuerza para reclamar por 60 contratados. Se trata de empleados incorporados a la estatal para cubrir vacantes por vacaciones desde octubre pasado hasta medidos de este año y cuyos contratos no fueron renovados por las autoridades de la firma municipal. Esta situación se agrava, según los empleados de Tamse, con el desembarco de la nueva UTE entre Ersa Urbano y Autobuses Santa Fe que se hará cargo transitoriamente de la estatal.

“Tenemos mucha incertidumbre ahora. Nos habíamos quedado tranquilos porque habíamos firmado por todas las garantías laborales, sin embargo ahora quieren dejar afuera a estos trabajadores y nosotros no vamos a permitir que un solo compañero quede en la calle”, dijo el delegado Claudio Tórtolo.

Anoche los trabajadores de la empresa se reunieron para determinar qué medidas de fuerza realizar durante la jornada de hoy, aunque era casi un hecho que los 60 contratados no permitirán durante media mañana de hoy la salida de los colectivos en punta de línea de barrio General Mosconi. “La semana pasada (Alberto) Giménez nos llamó para que levantemos la medida porque íbamos a tener una reunión a la tarde. Resulta que no nos llevan el apunte, nos enteremos por los medios sobre la UTE que se viene y acá hay mucha inquietud. No descartamos ninguna medida de fuerza”, agregó Tórtolo.

Los trabajadores de Tamse dicen que desde la empresa argumentan que sobran trabajadores mientras que ellos aseguran que por día unas 30 unidades no salen a las calles de la ciudad por falta de personal. Indicaron que esto provoca una ampliación en la frecuencia estipulada y que, por ejemplo, los R6 o R8 que deberían pasara cada 14 minutos lo están haciendo cada 28 “esto provoca que la gente reaccione y se enoja con nosotros”, señalaron.

Inquietudes sobre lo que se viene

Los trabajadores de Tamse aseguraron que no sabían que el intendente Ramón Mestre tenía decidido entregar el manejo de esa empresa de transporte a las firmas Ersa y Autobuses Santa Fe (ambas participan del proceso licitatorio de todo el sistema junto a Ciudad de Córdoba y Coniferal). Por eso, están solicitando una reunión con los propietarios de ambas firmas (Juan Carlos Romero por la primera y Alejandro Rossi y Gerardo Ingaramo pro la segunda empresa), para notificarse sobre los detalles del traspaso.

Cabe recordar que la semana pasada este medio anticipó que la Municipalidad de Córdoba preparaba el anuncio de la conformación de la UTE que se hará cargo transitoriamente de la empresa desde septiembre y hasta marzo del año que viene, cuando comience a funcionar de lleno el nuevo esquema de transporte previsto para la ciudad. El intendente confirmó esto luego de que se conociera que la empresa Ersa, antes de resultar preadjudicada, ya tenía media centena de colectivos preparados con el logo de Tamse en un predio alquilado en avenida Circunvalación, zona sur. El fin de semana, el intendente se refirió a los cuestionamientos del desembarco de la firma correntina antes de que se conocieran avances del proceso licitatorio y dijo a Cadena 3: “Ellos no lo sabían. Jugaron una doble posibilidad de poner a disposición los colectivos. Son empresas muy serias que prestan el servicio en distintos lugares”.

Comentá la nota