Principio de acuerdo entre Camioneros y la firma 9 de Julio en el conflicto de la basura

Principio de acuerdo entre Camioneros y la firma 9 de Julio en el conflicto de la basura
Justo en el último día de vigencia de la Conciliación Obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo, el Sindicato de Camioneros y la empresa 9 de Julio se reunieron ayer y acercaron posiciones que permitirían ponerle punto final al conflicto que mantienen desde hace tres semanas.
Justo en el último día de vigencia de la Conciliación Obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo, el Sindicato de Camioneros y la empresa 9 de Julio se reunieron ayer y acercaron posiciones que permitirían ponerle punto final al conflicto que mantienen desde hace tres semanas.

Los empleados que trabajan en la recolección de los residuos en el área del Gran San Miguel de Tucumán y la empresa decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta mañana, cuando las partes formalizarían un acuerdo que implicaría mejoras en las condiciones laborales, eje de la disputa gremial.

El secretario general del gremio de Camioneros, Pedro Mamaní, dijo tras la audiencia realizada ayer junto a representantes de la empresa en la Secretaría de Trabajo que "hubo avances" y se mostró optimista en alcanzar un pronto acuerdo.

Entre las propuestas planteadas por la firma 9 de Julio y que serían formalizadas este viernes se destacan la decisión de agregar un nuevo camión recolector y más personal para alivianar la prestación del servicio, lo que constituye el reclamo medular del sindicato. Además, la empresa recolectora habría accedido al pedido sobre una recategorización de personal.

Como se viene informando, el conflicto se generó debido al permanente aumento del volumen de basura en la ciudad, hecho que demanda la ampliación de los servicios (actualmente son 18, distribuidos en turnos nocturnos de 7 horas y diurnos de 8). Para exigir más camiones y personal, que alivien esas tareas, los empleados de la empresa 9 de Julio vienen trabajando a reglamento, lo cual se hace visible con la cantidad de residuos acumulados en distintos puntos de la ciudad.

Otro hecho que habría facilitado la inminente firma de un acuerdo fue la decisión del intendente capitalino Domingo Amaya de prorrogar por otros tres años la concesión a la firma encargada de la recolección de la basura.

Comentá la nota