Principio de acuerdo entre UTA y el municipio por los pliegos del transporte

Principio de acuerdo entre UTA y el municipio por los pliegos del transporte
En la reunión que el intendente y sus funcionarios mantuvieron con representantes gremiales ayer, se acordó conformar una comisión de trabajo para anteponerse a los conflictos. Además, desde el municipio garantizaron la fuente laboral de los trabajadores en el nuevo servicio del transporte.

Representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la Municipalidad de Córdoba y la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) conformarán una comisión de seguimiento que funcionará con el propósito de anteponerse a los conflictos que interfieren en el servicio del transporte urbano de pasajeros. Así lo acordaron ayer las partes en la reunión que el intendente Ramón Mestre y algunos de sus funcionarios mantuvo con el secretario general del gremio, Alfredo Peñaloza, en el Palacio 6 de Julio.

A los choferes les preocupa que tras la licitación del servicio de transporte en la ciudad, no se preserven las fuentes laborales ni se respeten los derechos adquiridos de los trabajadores. Abriendo el paraguas, el dirigente elevó una nota al municipio fijando las condiciones en las que UTA espera se lleve adelante esa licitación.

“Nosotros fuimos claros, queremos que nos garantice que ningún trabajador va a quedar en la calle y que nuestros derechos serán respetados en su totalidad. Si es así no habrá problemas”, dijo Peñaloza tras la reunión.

Por su parte, el secretario de Transporte municipal Juan Pablo Díaz Cardeilhac dijo que la intención del municipio es garantizarle a la entidad gremial que “en el marco regulatorio que fije la licitación serán respetados los derechos adquiridos de los trabajadores”.

No obstante, desde UTA toman como un mal antecedente que cuando se discutió la ordenanza que creó el Marco Regulatorio, fueron convocados a discutir pero “después nada de lo que dijimos fue tenido en cuenta. Por eso ahora yo mismo me encargaré de seguir de cerca el tema de los pliegos”, dijo Peñaloza. Ya en esa oportunidad, los choferes pedían que quede explicitado las garantías laborales cosa que, a su criterio, no fue así. Sobre ese punto hubo acuerdo, ya que desde el municipio también consideraron que ese asunto deberá quedar expresamente aclarado en los pliegos de licitación.

No al servicio esencial

Por otro lado, UTA volvió a ratificar ante los funcionarios municipales que no harán lugar al punto del Marco Regulatorio que fija al transporte como servicio esencial por considerarlo “inconstitucional”. Peñaloza aseguró que resulta improbable que ante una medida de fuerza, un grupo de choferes (el marco exige una guardia mínima del 30 por ciento) siga trabajando.

Justamente por este artículo, la delegación Córdoba envió una nota a UTA nacional advirtiendo la situación desde donde estudian judicialmente la nueva disposición. Para los choferes de Córdoba es un muy mal precedente que el servicio de transporte sea declarado esencial.

Comentá la nota