Principio de acuerdo en el Registro Civil de Lanús: reincorporaron a empleadas despedidas

Lo confirmó el gremio ATE, que dijo que logró que las tres contratadas despedidas a fines de 2013 vuelvan a trabajar en el establecimiento. Luego de que la Municipalidad intervino Provincia dio marcha atrás con la medida. “Se dieron cuenta de que los despidos eran totalmente injustificados”, remarcó el delegado Walter Pinto.

Luego de casi dos semanas de paros y una protesta con apoyo de la dirigencia provincial, el gremio ATE confirmó que las tres empleadas despedidas a fin de año del Registro Civil de Lanús fueron reincorporadas, por lo que se llega a un principio de acuerdo que destraba el conflicto. La seccional local de los estatales afirmó que Provincia dio marcha atrás con la medida, que afectó el normal funcionamiento de la dependencia. Intervino la Municipalidad para abrir un canal de diálogo.

Cabe recordar que Sara Lizarraga, Brenda Turón y Natalia Costa, contratadas del Registro de Lanús, fueron dejadas cesantes a fin de año, lo que provocó una serie de medidas de fuerza, las cuales mantuvieron el lugar inactivo.

Ante esto, la Municipalidad intervino ante la Provincia, lo que permitió destrabar el conflicto. “Se dieron cuenta de que los despidos erantotalmente injustificados, tuvimos que llegar al extremo de cortar Hipólito Yrigoyen, después de lo cual desde la comuna intervinieron ante la Provincia, y se logró la reincorporación. Costó, estuvimos una semana tratando que nos atiendan pero se logró”, le dijo a Política del Sur Walter Pinto, delegado de ATE Lanús.

Si bien los trabajadores pertenecen al ámbito provincial –bajo la órbita de la jefatura de Gabinete provincial –la comuna que comanda Darío Díaz Pérez intervino para buscar una salida al problema, que afectó a los vecinos que no pudieron hacer trámites desde que comenzó el 2014. “Nos atendió (Juan Carlos) Viscellino, quien se puso en contacto con el vicejefe de Gabinete provincial, (Juan Manuel) Juan Álvarez Echagüe, una gestión importante de la que estamos agradecidos, pero hacemos valor la decisión de los trabajadores de salir a denunciar esto, organizarse y pelear”, aclaró Pinto.

Según informaron desde el gremio, las despedidas eran contratadas con más de seis meses de antigüedad, por lo que debían pasar a planta permanente. Las autoridades usaron de argumento las supuestas faltas de las empleadas, algo que fue rechazado por la dirigencia de ATE. “Estas compañeras hace más de tres años que están contratadas, por lo cual deberían estar ya en planta un tiempo atrás, pero todos los años tienen la espada de Damocles sobre la cabeza por este tema”, remarcó Pinto.

“Nosotros entendemos que los despidos fueron un ataque a la organización gremial, no había ningún justificativo para dejarlas sin trabajo”, remarcó Pinto.

Esta idea fue compartida por el secretario general del gremio, Oscar de Isasi, quien encabezó el jueves pasado la protesta contra los despidos. En el acto central, el dirigente calificó a la medida como “arbitraria”, y la vinculó con “una clara persecución gremial contra la organización (ATE)”, ya que una de las despedidas era delegada sindical.

En este sentido, una de las despedidas, dirigente de ATE, prestará por un tiempo servicios en la Municipalidad, como parte del arreglo logrado.

Sobre la situación general de los registros, atravesados por algunos despidos como los vividos en estos días, Pinto reconoció que “Lanús es uno de los distritos donde más organizado está ATE, el Gobierno lamentablemente en vez de llegar a una mesa de diálogo, para discutir la falta de personal, decide intentar expulsar al gremio a través de despidos, porque si una organización no puede reincorporar una delegada queda mal ante los trabajadores”, explicó el dirigente.

Pese a esto, el gremio insistió con sus reclamos de mejoras laborales: “Hoy en el Registro Civil hay 15 personas para atender a 500, está totalmente desbordado. En el verano es claro que el Registro debe tener una capacidad importante de trabajadores para atender la demanda creciente de los vecinos”.

Comentá la nota