Los privados adhieren al reclamo del SUTE y tampoco iniciarían las clases

Los privados adhieren al reclamo del SUTE y tampoco iniciarían las clases
Según manifestó la titular de SADOP, los docentes decidieron acompañar la medida planteada por el gremio de maestros estatales para que las clases no comiencen el 25 de febrero, en rechazo a la insuficiente oferta salarial ofrecida por el Gobierno.

La delegación mendocina del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) participó como oyente de la mesas de negociación que el SUTE (Sindicato Unidos de Trabajadores de la Educación) tuvo la semana pasada con el Estado. La intervención estuvo pactada de antemano en un acuerdo que realizó el sector privado con la fuerza docente pública y mediante el cual dispusieron practicar acciones conjuntas para unir fuerzas en las paritarias por los aumentos salariales de este año.

En esta alianza además se planteó la necesidad de que se promueva un ámbito de negociación propia para los docentes privados que viene reclamando desde hace años. Asimismo se dijo que, tal como están dadas las circunstancias, continuará profundizándose la unidad gremial con acciones conjuntas entre ambos gremios. Así, los privados acompañarían la medida planteada por el SUTE para que las clases no comiencen el 25 de febrero, en rechazo a la insuficiente oferta salarial ofrecida por el Gobierno.

El escenario

María Elina Escot, secretaria de SADOP , plantea que los docentes privados están afectados a los acuerdos salariales establecidos en la jurisdicción estatal, entre el gobierno y el SUTE y esta situación los coloca en una posición de debilidad ya que sus reclamos están determinados directamente por los logros alcanzados en la lucha encabezada por los públicos.

Si bien por ley, los privados no pueden cobrar menos que lo que cobran el resto de los educadores en la provincia, estas negociaciones dejan fuera de órbita problemáticas del sector, que no se relacionan con los sueldos.

Es por eso que junto con la lucha por mejores salarios esperan que el gobierno dé respuestas a las presentaciones formales que realizaron sobre paritarias abiertas de todos los sectores.

“Necesitamos que el Gobierno genere espacios de participación efectiva de todos los trabajadores de la educación incluidos los privados, para discutir problemáticas que rebasan la cuestión específica de sueldos. Hemos pedido que se abran estos ámbitos a fin de solucionar el inicio del ciclo lectivo 2013 que podría verse obstaculizado de no recibir respuestas”, manifestó Elina.

“Todavía hay tiempo, aunque estamos en estado de alerta y asamblea permanente. Seguimos sujetos a una mejor propuesta que la que viene ofreciéndose en las últimas reuniones. En los encuentros y actos con los miembros del sindicato hemos decidido continuar profundizando la unidad gremial y mantener acciones conjuntas con el SUTE”, precisó la representante privada.

Otros reclamos

Para Elina Escot, SADOP junto con los otros gremios nacionales pide que el salario inicial que hoy es de $2.800 llegue a $3.650. “En Mendoza, en la paritaria 2012, para llegar a $3.000 de inicial se reconocen $843,89 de cláusula de garantía. Por eso es insuficiente hablar sólo de aumento, hay que hablar de estructura salarial. Es decir: el aumento debe afectar el básico conformado por asignación de clase que hoy es $1.450 y el Estado Docente que es de $950”, explicó.

“Pretendemos que el sueldo garantizado no necesite de una cláusula sino que comprenda el básico conformado. De esta manera el presentismo sería realmente un premio, la antigüedad de nuestra carrera y la zona una compensación salarial. En Mendoza hay que considerar que el cargo docente implica mayor horario por lo que debería contemplarse esa diferencia en el salario”, describió.

También agregó que “SADOP está en lucha por un Convenio Colectivo de Trabajo que garantice estabilidad, la carrera en Educación Privada, la formación profesional docente continua gratuita y en servicio, la libertad sindical y el cuidado de la salud de los docentes”, enumeró entre otros derechos que no encuentran reconocimiento en las condiciones actuales.

Por otro lado, dijo que “el Impuesto a las Ganancias para los docentes privados resulta absolutamente regresivo e inequitativo ya que los dueños de los colegios, los que obtienen la ganancia, están exentos del tributo mientras que los trabajadores que no perciben ganancias, sino un salario acordado en paritarias, deben tributar”.

“En Mendoza vemos año a año que hay más colegios privados, que hay más matrículas y un crecimiento en inmuebles y ganancias, mientras se pretende ignorar el equivalente al incentivo de los cargos, no subsidiados entre otras injusticias”, concluyó.

Comentá la nota