Problemas bajo tierra

Problemas bajo tierra
Representantes del gobierno porteño y la empresa Metrovías mantienen una reunión con los Metrodelegados para solucionar el conflicto en la línea B de subterráneos, donde los trabajadores se niegan a conducir las formaciones desde Los Incas hacia las nuevas estaciones Etcheverría y Juan Manuel de Rosas. "Nosotros no vamos a laburar en las condiciones en las que se encuentran las nuevas estaciones", afirmó el metrodelegado Néstor Segovia. La línea H continúa interrumpida.
El subsecretario de Trabajo porteño, Ezequiel Sabor, quien encabeza la reunión en la sede de la Subsecretaría de Trabajo, señaló que "todos los motorman tienen un celular para comunicarse con tierra", en respuesta a los reclamos de los Metrodelegados sobre la falta de comunicación en el tramo inaugurado el viernes.

Además, Sabor remarcó que "filtraciones de agua hay en todo túnel, pero hicimos una inspección antes de que corrieran los trenes y no encontramos dónde había cables de electricidad".

En tanto, el delegado el metrodelegado Claudio Della Carbonara sostuvo: "Podemos comprobar todo lo que denunciamos e invitamos a los medios a hacer un recorrido junto a nosotros para que vean que en la era de las comunicaciones no hay contacto desde las formaciones a la base en los nuevos recorridos. Eso significa trabajar a ciegas en estaciones que no están listas para el transporte de pasajeros".

Esta mañana el funcionamiento de la línea B se cumplía en forma normal entre las terminales de Leandro N. Alem y Juan Manuel de Rosas, aunque a partir de Los Incas las formaciones son comandadas por personal de supervisión e instrucción, ya que los metrodelegados se negaban a completar el recorrido.

Comentá la nota