Procesan a delegados gráficosde Clarín

Los once gremialistas habían bloqueado una planta
El juez federal Sebastián Ramos procesó a once sindicalistas que en diciembre de 2010 bloquearon una de las plantas impresoras del diario Clarín, hecho que impidió que se pudieran distribuir las ediciones de las revistas Viva y Rumbos.

Según dictaminó el magistrado, los imputados, que en aquel hecho habían estado liderados por Luis Alberto Siri, "impidieron y estorbaron la libre circulación de libros y periódicos", un delito previsto en el artículo 161 del Código Penal. Además, el magistrado trabó embargos por un total de $ 2,3 millones.

El bloqueo a la planta de Artes Gráficas Rioplatense (AGR), situada en las calles Tilcara y Corrales, había comenzado el 15 de diciembre y se prolongó durante una semana.

Durante esos días, los trabajadores se encadenaron a los portones de ingreso a la planta para exigir la reincorporación de algunos sindicalistas que estaban en proceso de perder sus fueros.

En medio del fuerte conflicto que el gobierno nacional ya planteaba con el Grupo Clarín por la ley de medios, los bloqueos sindicales fueron bastante frecuentes, una circunstancia que, a pesar de las denuncias públicas y penales que formuló el Grupo Clarín, ni la policía ni la Justicia colaboraron para impedir.

Como consecuencia de esa medida gremial, las revistas Viva y Rumbos -que acompañan a 20 diarios de todo el país-, que ya habían sido impresas y estaban listas para ser distribuidas, no pudieron ser sacadas de la planta, porque los sindicalistas ahora procesados, con apoyo del gremio de Camioneros, bloquearon todos los portones de ingreso a la citada planta..

Coment� la nota