Un proceso que involucra al 20 por ciento del personal

De los 10 mil municipales, dos mil están en situación precaria. Si quieren conservar su cargo, deberán ganar concursos.
Se descuenta que los concursos públicos y abiertos que prevé realizar el municipio tendrán miles de interesados.

Al respecto hay referencias cercanas. En Rosario, para cubrir 250 vacantes, con sueldos básicos de tres mil pesos en promedio, se anotaron 36 mil interesados.

En Córdoba, a los interesados “externos” hay que sumarle un piso previo de unos dos mil agentes que ya están vinculados al municipio en forma precaria. Unos 1.400 son contratados que Daniel Giacomino pasó a transitorios; y 600 monotributistas que Ramón Mestre pasó a contratados. Todos ellos deben sortear el concurso para ingresar a planta.

Comentá la nota