Los profesores santafesinos se manifestaron contra la reforma del secundario

Los educadores se concentraron frente al Ministerio de Educación para exigir que se frene la aplicación de los cambios en el nivel y se los consulte sobre las modificaciones que se deben realizar.
El conflicto entre los docentes y el Ministerio de Educación sumó un nuevo capítulo con la protesta de los profesores del nivel secundario por la reforma curricular que se aplica a partir de este año. Los educadores denunciaron que, por los cambios y la concentración de horas, algunos docentes han sido reubicados en materias que no son afines a su capacitación. Desde la cartera educativa indicaron que los cambios seguirán su marcha y remarcaron que hasta fin de mes se reciben los aportes que realizaron en las escuelas para ser contemplados.

“Letizia yo te quiero ver, Letizia yo te quiero ver, dando la revolución francesa en 80 minutos para ver qué hacés”, con ese tipo de cantos los profesores de distintas escuelas de la provincia expresaron su malestar por la decisión del gobierno de concentrar todas las horas de Biología, Geografía y Música en primer año; y las de Físico Química, Historia y Plástica en segundo año.

Guillermo de los Hoyos, docente de Rosario, explicó que la convocatoria surgió con la intención de entregar un petitorio en contra de la reforma curricular que se está planteando para la educación media. El mismo surgió como una iniciativa de docentes y estudiantes de distintos niveles y modalidades preocupados por el impacto de la medida en el sistema educativo santafesino.

“Esto vacía de contenido absolutamente toda la escuela secundaria. Yo soy profesor de Historia y la reforma plantea que tengo que darle a los chicos 800 años de historia en un sólo año, teniendo cuatro horas semanales”, destacó De los Hoyos.

Cabe mencionar que los cambios planteados surgen a partir del reclamo de los docentes de separar los espacios curriculares que implicaban que dos docentes compartan la materia. Por ejemplo, Ciencias Sociales debía dividirse para que los profesores de Historia y de Geografía den sus temas pero luego se colocaba una única nota. Sin embargo, para poder lograr la separación de esas áreas en las materias correspondientes la provincia debió concentrar las horas de Geografía en primer año y las de Historia en segundo, ya que el Consejo Federal de Educación –órgano integrado por los ministros del área a nivel nacional y provincial– limitó la cantidad de espacios curriculares (materias) que puede haber en cada año.

Para los profesores esta medida no permite un seguimiento de los temas, dificulta las tareas de aprendizaje porque se sobrecarga de contenidos a los estudiantes y, además, fue inconsulta. “También tenemos casos registrados de docentes que han debido ser reubicados y fueron destinados a materias que no son afines con su formación. Hay un profesor que es doctor en Historia y ahora tiene que dar 40 minutos en un laboratorio de Ciencias Naturales”, marcó ayer De los Hoyos en diálogo con Diario UNO.

Y agregó: “Esto afecta las condiciones de trabajo y la calidad educativa. Cuando un docente no se puede reubicar pasa a disponibilidad, es decir, queda dando vueltas en la escuela o la provincia hasta que se defina su futuro”.

Desde la cartera educativa, voceros vinculados al tema indicaron a Diario UNO que no se han registrado casos en los que los docentes hayan sido reubicados en cargos que no son afines con la materia para la que se prepararon. Y remarcaron que sólo se puede trasladar a los docentes a áreas afines.

Rechazos y discusiones

Los manifestantes frente al Ministerio de Educación destacaron que la aplicación de las modificaciones fue inconsulta y que en dos oportunidades los docentes en las escuelas rechazaron los cambios.

En ese sentido, se debe recordar que los cambios estaban previstos para aplicarse en 2011 pero en diciembre de 2010 los educadores cuestionaron lo que se planteaba y lograron demorar su aplicación. De todas maneras a fin del año pasado se intentó hacer lo mismo pero la provincia se puso firme para comenzar a trabajar desde ahora.

Al respecto, desde el Ministerio de Educación remarcaron que hasta el 30 de marzo hay tiempo para que las escuelas presenten sus aportes a la reforma. Los mismos serán analizados y contemplados para su aplicación por el gobierno.

Comentá la nota