Los profesores vuelven al paro

Los profesores vuelven al paro

Dirigentes sindicales se reunieron ayer con autoridades de Educación. Reclamaron la reapertura de las paritarias y un aumento del 15 por ciento. Los funcionarios estimaron que no es necesario. Conadu y Conadu Histórica convocaron a parar el martes que viene.

El gobierno nacional les negó un aumento a los docentes universitarios y dos federaciones gremiales, Conadu y Conadu Histórica, convocaron a un paro para el martes que viene. Funcionarios del Ministerio de Educación, dirigentes de seis sindicatos del sector y representantes de los rectores se reunieron ayer en la sede del Consejo Interuniversitario Nacional, ante el reclamo de los profesores para que se reabran las paritarias. Los docentes pidieron un aumento salarial del 15 por ciento para enfrentar la inflación de los últimos meses, pero los funcionarios respondieron que “resulta necesario esperar” para ver “cómo evolucionan los índices inflacionarios”. La reunión pasó a un cuarto intermedio hasta el 12 de octubre.

“El mismo Gobierno reconoce que la inflación va a superar el 42 por ciento”, se quejaron los sindicalistas, que fruto de sus reclamos y medidas habían logrado en mayo un aumento salarial del 35 por ciento, en cuotas. Cuando se firmó ese acuerdo, se incluyó una cláusula que preveía el reinicio de las negociaciones si la inflación no mermaba, por eso piden retomar las paritarias.

“Nosotros podemos demostrar que ya perdimos más de diez puntos de poder adquisitivo, cuando faltan seis meses para que finalice el acuerdo”, dijo a Página/12 Pedro Sanllorenti, secretario general de Conadu. Además de un aumento de urgencia del 15 por ciento, Conadu también exigió que “se adelanten las cuotas pendientes, que los 7,5 puntos previstos para noviembre pasen a regir desde ahora”. El 35 por ciento de aumento firmado el 19 de mayo se dividía en cuatro cuotas: 18 por ciento en mayo, dos cuotas de 7, 5 en septiembre y noviembre, y la última de 2 puntos en diciembre. “A hoy percibimos un aumento del 25 por ciento –dijo Sanllorenti–, mientras que la inflación ya ronda los 35 puntos”.

“La reunión tenía como objetivo un proceso de análisis entre la inflación y los salarios. La inflación se detuvo y empezó a bajar, por eso no consideramos correcto reabrir la paritaria”, dijo a este diario Danya Tavela, subsecretaria de Políticas Universitarias. Para sostener su argumento, Tavela pide contar “el aumento del año pasado más el de este año” con lo que “la recomposición salarial es del 52 por ciento”. Respecto al pedido de adelantamiento de las cuotas, declaró que “el salario se mide de manera interanual, no podemos tener paritarias anuales si discutimos mes a mes”. “Nuestra voluntad –finalizó–, la del ministro (Esteban Bullrich) y la del Presidente (Mauricio Macri) es llegar a un acuerdo, porque la Argentina se construye colectivamente”.

El secretario general de la Conadu Histórica, Luis Tiscornia, consideró que los funcionarios dieron “una respuesta negativa a un reclamo justo. Dicen no tener planteado ningún incremento salarial y que no piensan darlo, va en línea con la orientación del Gobierno con el resto de los gremios”.

Después de la reunión, que empezó a las 9 de la mañana y fue breve, los docentes se trasladaron a una carpa que montaron frente al Palacio Pizzurno. Allí, los referentes de Conadu y Conadu Histórica anunciaron una medida de fuerza conjunta: el 4 de octubre realizarán un paro nacional.

Luego, la Conadu Histórica realizó su plenario de secretarios generales y definió un plan de lucha, al que buscarán sumar a los gremios de Conadu. Aprobaron una huelga de 48 horas los días 13 y 14 de octubre; después de la nueva reunión prevista con los funcionarios de Educación: “No van a darnos ninguna respuesta”, estimaron.

“Tiene que haber un incremento para no perder el salario, ni siquiera para mejorarlo. Vamos a coordinar nuestro reclamo con los sindicatos de docentes de otros niveles y no docentes”, dijo a este diario Daniel Ricci, secretario general de la federación de profesores Fedun, que no adhirió al paro del martes. Ricci también reclamó que en el presupuesto 2017 se agregue una partida de 100 millones de pesos para financiar los gastos que demanda la implementación del Convenio Colectivo de Trabajo.

Comentá la nota