Se profundizan las medidas de fuerza en el hospital de General Acha

Los obreros de la empresa Ulima Construcciones acentuaron ayer el paro de actividades que habían iniciado la semana pasada.
Cerca del mediodía recibieron la visita del secretario adjunto de la Uocra provincial e hicieron prácticamente una toma del obrador, colocando y agitando banderas del mismo gremio, que lucha por el cumplimiento de los compromisos salariales con los trabajadores.

Se trata de veinticuatro obreros, que declararon el quite de colaboración el viernes último, como protesta y medida de reclamo por la liquidación y el pago de la segunda quincena del mes de junio y un porcentual del sueldo anual complementario, según revelaron oportunamente las fuentes sindicales.

Aunque el gremio había propiciado una conciliación entre las partes, la diligencia se encontraría en suspenso, dado que debe actuar la Secretaría de Relaciones Laborales, al encontrarse temporariamente cerrada la delegación local, por obras de refacción y licencia de su personal.

"No es nueva".

Ayer al mediodía, el secretario general adjunto de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Juan Carlos Espinosa, concurrió al obrador en el centro asistencial Padre Angel Buodo, donde mantuvo una reunión con los trabajadores en huelga.

Cuando se refirió al tema consultado por esta corresponsalía, respondió que "es una situación que no es nueva, por la falta de pago a los obreros que trabajan con la empresa Ulima".

Afirmó que la problemática afecta a 24 obreros, los que decidieron adoptar un quite de colaboración, ya que concurren al obrador, pero no desarrollan tarea alguna.

Desde el gremio, Espinosa describió que acompaña a los trabajadores como un compromiso solidario para mantener la unidad. "Nos hemos puesto al frente, acompañando en la trinchera de la resistencia que tienen los compañeros", dijo haciendo a la vez votos para que pronto se destrabe la situación planteada.

Garantizó desde la Uocra se llevan adelante todos los contactos que resulten necesarios desde la conducción a cargo de Roberto Robledo. Expresó que la novedad se ha puesto en conocimiento de las autoridades provinciales, por tratarse de una obra pública contratada por el Estado, para la ampliación edilicia del hospital achense.

Incertidumbre.

En cuanto al incumplimiento de la empresa contratista, Juan Carlos Espinosa acentuó que "no es nuevo" y se convierte en una preocupación para las familias de los obreros, inmersos en una gran incertidumbre. "Están reclamando lo que ya se ganaron", mientras desde la Uocra redoblan esfuerzos en pos de "la dignificación del sector". "Queremos que se respeten los pagos, cumplan con las leyes, que nos ayuden desde los organismos del Estado para hacer cumplir las normativas, que en este caso nos afectan a todos por igual".

Añadió que el objetivo es seguir conservando la paz social en un marco de respeto, donde los empleados deben entender que no todo es ganancia en la vida" y no se debe perjudicar siempre al más débil y más necesitado, que es el asalariado.

Comentá la nota