Con una promesa de continuidad laboral, levantan la toma del Ingenio San Isidro

Con una promesa de continuidad laboral, levantan la toma del Ingenio San Isidro

Los trabajadores levantaron la toma del predio azucarero, tras el compromiso del grupo peruano Gloria, ante la justicia, de vender el ingenio y anular las denuncias penales contra los protagonistas de la medida de fuerza.

“Más allá de que siempre consideramos improcedentes la acusación por usurpación que hizo el grupo Gloria, ya que nosotros lo que hicimos fue ingresar pacíficamente a nuestro lugar de trabajo para dejar todo acondicionado, en la medida de nuestras posibilidades, para que el ingenio pueda volver a funcionar lo antes posible, ratificamos nuestra voluntad de no entorpecer el proceso de venta”, dijo hoy el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar de San Isidro (Soeasi), Mariano Cuenca.

Las afirmaciones del dirigente fueron formuladas tras el levantamiento de la toma que un grupo de trabajadores había iniciado el lunes pasado, con el fin de solicitar que se aceleren las gestiones de venta y que el establecimiento pueda volver a funcionar.

El grupo Gloria denunció a los protagonistas de la medida, por lo que la fiscal de general Güemes, Verónica Simesen, imputó por el delito de usurpación a Cuenca y otros 74 trabajadores.

Luego de dos audiencias conciliatorias convocadas por la fiscal, entre el Soeasi y los representantes del grupo multinacional de origen peruano, las partes firmaron un acta en la que los dueños del ingenio se comprometen a vender la empresa y, al mismo tiempo, retirar por improcedentes las denuncias penales que habían radicado en contra de Cuenca y otros 74 trabajadores.

Por ello, los trabajadores azucareros se retiraron del predio del ingenio San Isidro, que está en la localidad de Campo Santo, ubicada a unos 45 kilómetros de la capital salteña.

El dirigente sindical azucarero expresó que “estaremos atentos y seguiremos de cerca todo este proceso, ya que la empresa anunció que el próximo lunes viajará uno de los oferentes de Tucumán a Perú para ver si es posible culminar la venta de inmediato”.

En la industria azucarera, los tiempos están condicionados al inicio de la zafra, y por ello el dirigente gremial advirtió que “no somos sólo nosotros quienes debemos estar atentos, sino también las autoridades provinciales, porque en caso de que no se concrete a cortísimo plazo, el gobernador Juan Manuel Urtubey tendrá que rever la postura que tuvo hasta ahora y tomar intervención para que el ingenio funcione”.

En ese sentido, Cuenca recordó que “no podemos permitirnos aceptar que se prolonguen los plazos de inicio de la zafra 2018 y no solamente por las 730 familias que quedan en total desamparo, sino por el golpe que sería para la economía regional en general”.

El ingenio San Isidro, fundado en 1760 y considerado el más antiguo del país, anunció en enero pasado el cese de sus actividades y el inicio de un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), por razones de orden económico, financiero y laboral.

Coment� la nota