Propietarios de taxis responden

La Asociación Propietarios de Automóviles Taxímetro de Bariloche (APAT) respondió la crítica que realizó la Asociación de Choferes al pedido de aumento de tarifa. Apuntan a Luis Barrales y sostienen que el comunicado es "descabellado y malintencionado".
No es costumbre de esta comisión salir al cruce de manifestaciones, pero en este caso lo hacemos dado lo descabellado, malintencionado e improcedente de los dichos vertidos en el comunicado firmado por el Sr. Barrales, representante del Sindicato que representa sólo a un 10% de los chóferes en actividad, entidad que comenzó a gestarse por recomendación de los mismos titulares quienes lo aconsejamos para que empezaran a organizarse, aunque todos sabemos que es bastante resistido por la mayoría de los chóferes. Hoy su ataque, se parece mas a una agresión política que una real defensa de los trabajadores a los que dice representar.

Es muy fácil hacer demagogia, con el patrimonio ajeno, decimos demagogia y no sindicalismo, porque se esta usando el sello de un sindicato, en términos Políticos ya que todos sabemos que el representante del sindicato responde en éstos momentos al actual Intendente.

El Sr. Barrales carece de la grandeza necesaria para reconocer que fuimos los Titulares que viajamos en la comitiva barilochense, que integramos gracias al presidente de Consejo, Dario Barriga, porque cuando se lo pedimos al Sr. Intendente dijo que no tenía lugar, quienes gestionamos con ayuda de Omar Viviani, que los REPRO lleguen por primera vez a los Taxis. Gestionamos además, que SU Sindicato le envíe dinero para ayudarlo a alquilar el local, una vez que quede sin efecto el convenio de 6 meses de paga por parte del Sr. Lueiro del PPR de dicho local. Se olvida que mientras nosotros hacíamos éstas gestiones para los chóferes, él hacia política, en éste caso acompañando a Jorge Cejas. ¿Acaso no es esto un claro caso de ambición personal de instalarse en algún cargo, comprometiendo la voluntad de quienes dice representar?

Como contrapartida de todas éstas gestiones, el Sindicato a nivel nacional comprometió su colaboración con la F.N.P.T. en la gestión tendiente a lograr para los Titulares el acceso a créditos blandos para la renovación de unidades, en su entendimiento de que de ésta forma se podrá asegurar la fuente de trabajo ya que no hay chofer si no hay auto para manejar, pues bien ésta gestión no paso de ser también sólo una promesa.

En relación al acompañamiento al chofer Alberto Añual, los Titulares en conjunto con muchos chóferes, realizamos una colecta cuyo producido fue entregado a la familia y a diario un Titular se encargó de visitarlo e informarse sobre su evolución, pero no creímos nunca necesario hacerlo público.

El llamado a reunión al cuál hace referencia fue redactado con anterioridad al lamentable suceso del día 17. De todos modos y como consta en nuestro Libro de Actas el tema fue incluido, expuesto y debatido. No somos nosotros quienes podemos dar respuestas en relación a la seguridad, solo podemos solicitarla como siempre lo hemos hecho, a las autoridades pertinentes y es el mismo Sr. Barrales quien forma parte de la Comisión de Seguridad.

En cuanto a la justificación del pedido de recomposición tarifaria ya fue entregada oportunamente a la Municipalidad y reiteramos que éste aumento refleja los incrementos del último año anterior al desastre natural que hoy nos afecta e incrementó aun más dichos valores. Siempre nuestros pedidos van detrás de los incrementos y nunca reflejan el total de los mismos.

Obviamente el Sr. Barrales no toma cabal conciencia de que no existe en el mundo actividad donde el empleado le fije al empleador la tarifa que se debe cobrar, menos aun en éste caso donde los chóferes están cobrando el 30% de la recaudación bruta (impensado en cualquier otra actividad), corriendo por cuenta del Titular el pago de los insumos, reparaciones, retribuciones y cargas patronales y obviamente la amortización del vehiculo tendiente a su necesaria renovación. ¿Alguna vez alguien escuchó el planteo de los empleados de un supermercado o de cualquier comercio sea del rubro que sea, queriendo arrogarse la potestad de fijar los precios?

Reiteramos que los REPRO, que fueron gestionados por nuestra Asociación, en ningún caso es un aporte para el trabajador, sino una ayuda para que el empleador mantenga la fuente laboral. En nuestro caso, en una nueva muestra de buena voluntad, se decidió entregárselo directamente a los choferes, aunque no era nuestra obligación porque obviamente si las recaudaciones cayeron lo hicieron también los ingresos tanto de los choferes como de los titulares y a nadie escapa que los incrementos de insumos son incesantes. Por ésto no comprendemos el termino de “sinvergüenzas” empleado por el Sr. Barrales en una nota radial.

En cuanto al blanqueo de choferes, nuestra Asociación trabajó en el tema recomendando la necesidad de su implementación, toda vez que es una decisión personal de cada empleador, como consta en nuestras Actas del los días 15 de Septiembre de 2010 y 18 de Ocubre de 2010 y fue el mismo Barrales quién nunca quiso sentarse a negociar y redactar el Convenio Colectivo Local, según sus dichos porque el ánimo de un sector de sus representados no era el de ser registrados de ninguna manera y él no quería ir en contra de ellos. Además parece desconocer el Sr. Barrales que la Municipalidad en ningún caso puede ser ente fiscalizador al respecto, función que recae en la Secretaría de Trabajo de la Nación que hoy cuenta con una sede en nuestra Ciudad merced a una gestión iniciada por la federación Rionegrina de Propietarios de Taxis, demostrando una vez más nuestra voluntad de lograr el mencionado acuerdo.

Con todo esto damos por concluida nuestra respuesta al comunicado del Sr. Barrales. Nunca fue el ánimo de nuestra Asociación entrar en polémicas absurdas, toda vez que como hemos expresado en la presente, es obvio que lo que se persigue no es la representación ni defensa de los verdaderos intereses de quienes SI día a día están detrás del volante de un taxi, ni de hacer públicas todas las gestiones realizadas, en nuestro entendimiento son actos que debemos y de hecho lo hacemos, informar a nuestros Asociados y no a la comunidad en general. Queda claro que siempre buscamos el bien común, ya que es la nuestra una actividad en la que nunca puede disociarse el bienestar del chofer y del titular.

Comentá la nota