Protesta de ATE Capital frente a la Subsecretaría de Derechos Humanos por "despidos y vaciamiento"

Protesta de ATE Capital frente a la Subsecretaría de Derechos Humanos por "despidos y vaciamiento"
Trabajadores estatales del Gobierno de la Ciudad, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado, se manifestaron ayer para denunciar vaciamiento, despidos y subejecución presupuestaria en distintos organismos de la administración.

Trabajadores de la subsecretaría de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires pertenecientes a ATE protestaron contra el vaciamiento y los despidos llevados a cabo por el gobierno porteño

La concentración -que se realizó en la avenida Rivadavia al 600 y que fue acompañada por los legisladores porteños Gabriela Alegre y José Cruz Campagnoli- estuvo originalmente motivada por el cierre del Programa de Asistencia a Víctimas de Delitos Sexuales; el anuncio de que no habrá aumento de salarios para los trabajadores de la Subsecretaría, y el peligro de cierre del Parque de la Memoria-Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado.

Sin embargo, el secretario de Organización de ATE-Capital, Daniel Catalano, informó que la política de despidos y baja de contratos se está generalizando en toda la administración pública porteña.

"Macri cree que en lo privado está lo mejor y que lo público está para aquellos que nunca van a tener una mejor condición de vida"

Daniel Catalano "En la dirección de Jóvenes, desde donde tendríamos que estar pensando en inclusión social, hay 20 compañeros despedidos porque se niegan a la situación de privatización", dijo Catalano, quien además criticó al subsecretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj por supeditar toda negociación al retorno del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, de sus vacaciones.

"Macri cree que en lo privado está lo mejor y que lo público está para aquellos que nunca van a tener una mejor condición de vida, ellos se pueden ir de vacaciones, pero nosotros no tenemos tiempo, para exigir que los compañeros que fueron despedidos sean reincorporados", señaló.

En el acto se explicó que el programa de Asistencia a Víctimas de Delitos Sexuales implicaba un presupuesto mensual de 20.000 pesos que se distribuía en los salarios de 5 empleados que estaban contratados.

Una de las psicólogas despedidas, Julieta Petite, dialogó con Télam y señaló que la comunicación por parte de la subsecretaría respecto del cierre del programa fue realizada en forma telefónica, "supuestamente por falta de presupuesto".

"Las personas tratadas en el programa se enteraron por parte nuestra de que iban a dejar de ser atendidas y aun no se sabe si van a ser recibidas en algún otro lugar", dijo Petite, quien además denunció que ella y sus compañeros fueron "víctimas de las políticas macristas".

Los trabajadores explicaron que Avruj se limitó a dilatar cualquier negociación hasta la vuelta de Rodríguez Larreta y que el presupuesto del programa para la contención de victimas sería destinado al "pluralismo cultural".

Por su parte, la diputada y presidente del bloque kirchnerista en la Legislatura, Gabriela Alegre, afirmó que es "sorprendente" que el macrismo "diga que no tiene recursos para aumentar mínimamente los salarios" cuando se votó un presupuesto "inflado para el 2014, que prevé una inflación del 24 por ciento".

"Ellos ejecutan según las prioridades ideológicas que tienen, y la prioridad para ellos es la Policía Metropolitana, espacio público y el Subte, pero por otro lado aumentan la tarifa, así que no hay coherencia, sobre todo porque estos programas no son presupuestariamente significativos".

En el mismo sentido opinó el legislador José Campagnoli, quien puso el acento en la lógica de subejecución de muchos programas referidos a los Derechos Humanos.

"En los últimos 4 años, el presupuesto del Parque de la Memoria se subejecutó en 40 porciento", explicó el diputado de Nuevo Encuentro para trazar un "hilo conductor" de las políticas macristas que, según entiende, incluyen "quitar subsidios al Subte y dejar sin vacante a 17.000 chicos".

Campagnoli afirmó además que la envestida contra el Parque de la Memoria puede deberse a un intento de "borrar huellas, porque Macri no quiere el juicio a los militares ni a los civiles, que pueden haber sido socios de él o de sus familiares", concluyó.

Comentá la nota