Una protesta contra los despidos masivos

Una protesta contra los despidos masivos

Desde ATE Capital se impulsaba la participación de las dos CTA junto con comisiones internas y delegados de base, organizaciones kirchneristas y los partidos de izquierda. Los estatales realizarán un acto en Plaza de Mayo. El Gobierno anunció nuevas cesantías.

Veintiún mil despedidos, ocho mil de ellos en el Estado nacional y más de 13 mil en las provincias y municipios, de los que se logró reincorporar a menos de un cuarto, alrededor de cinco mil. Esos son los números por los que la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) encabezará hoy un paro nacional con movilizaciones, la primera huelga de los gremios estatales al gobierno de Mauricio Macri. “La protesta va a ser masiva, con marchas en todo el país”, anticipó Hugo Godoy, secretario general de ATE. Daniel Catalano, titular de ATE Capital, indicó que hasta último momento se hacían esfuerzos para que participen las dos CTA junto con comisiones internas y delegados de base, organizaciones kirchneristas y los partidos de izquierda.

En la Ciudad de Buenos Aires, que soporta la gran mayoría de los despidos, la actividad principal será una marcha a la Plaza de Mayo, donde los estatales realizarán un acto. ATE llamó a concentrar a partir de las 11 en la zona de Avenida de Mayo y 9 de Julio, para avanzar desde ahí hacia la Casa Rosada, mientras que todo el arco de organizaciones que se sumaron a la convocataria se citaron en las inmediaciones del Congreso. Los despedidos también están organizando protestas frente a sus lugares de trabajo y en el ministerio de Jorge Triaca.

También en las principales capitales provinciales habrá movilizaciones con actos en las plazas centrales.

La protesta contra de los despidos y el desguace del Estado expresará, además, el reclamo de paritarias libres, sin techo salarial, y el repudio al nuevo protocolo de seguridad con el que el gobierno quiere impedir las protestas callejeras. El paro coincidirá, justamente, con la entrada en vigencia de las nuevas instrucciones dadas por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a las fuerzas de seguridad, para que desalojen los cortes de calle sin esperar una orden judicial.

Desde ATE señalaron que el sindicato no hará cortes de calle en Buenos Aires. La actividad central serán así las marchas, aunque dentro del conjunto de organizaciones que adhirieron a la protesta puede haber algunas que sí los realicen. De hecho, en la provincia de Río Negro, ATE confirmó piquetes en el puente interprovincial que une a Neuquén con Cipolletti. También habrá cortes de ruta en Córdoba y Tucumán.

El lunes, dirigentes de la organización se reunieron con el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, que tras el encuentro dijo que las marchas “no infringen la nueva normativa”. Así, sugirió que los manifestantes se amoldarán a los límites puestos por el Gobierno a la protesta. Sin embargo, los dirigentes de ATE aclararon que “no” van “a consentir la aplicación del protocolo” y remarcaron su rechazo. ATE Capital, en una línea diferente a la conducción del gremio, presentó un amparo en el juz gado 4, a modo de habeas corpus preventido en el que cuestionan el nuevo protocolo de seguridad.

“Miles de trabajadores estatales de la Nación, las provincias y los municipios vamos a manifestarnos de manera unitaria, acompañados por muchas otras organizaciones. Tenemos la expectativa de que sea una jornada masiva. Si esto hace cambiar la actitud del Gobierno, sería el logro mayor; si esto no alcanza, nos permitirá unirnos y organizarnos mejor para afrontar los nuevos desafíos de un gobierno que quiere aplicar un nuevo ajuste sobre las espaldas de los trabajadores estatales”, dijo ayer el titular de ATE a Página/12. Godoy consideró que el presidente “está alentando una reforma que ha generado más de 21 mil despidos por dos motivos, por un lado el ajuste, y por el otro, el condicionamiento de las negociaciones salariales del sector público”.

“Los trabajadores tenemos que ponerles un límite a estos despidos masivos”, agregó. “Hay que enfrentarlos con mucha unidad, porque la experiencia nos muestra que podemos revertirlos cuando nos podemos plantar en los lugares de trabajo, con capacidad de organización y de lucha. En cambio, donde el reclamo se dispersa o se buscan salidas individuales, se fortalece la capacidad de los gobiernos de despedir gente, no solamente la de Macri: la (gobernadora Rosana) Bertone en Tierra del Fuego, Alicia Kirchner en Santa Cruz y Alfredo Cornejo en Mendoza también están despidiendo”.

Horas antes del paro nacional, y en todo un gesto que ratifica la política de despidos masivos, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, anunció que habrá nuevas cesantías, anulando los convenios con universidades por los que están contratados miles de trabajadores.

Las CTA de Hugo Yasky había planteado la unidad en la protesta y la CTA dirigida por Pablo Micheli se había mostrado favorable a la iniciativa, por lo que su dirigente podría ir en el frente de la columna junto a Yasky y representantes de los organismos de derechos humanos. El FIT también va a movilizarse con una columna independiente.

Comentá la nota