La protesta de empleados de la Dpec empeoró el caos vehicular

La protesta de empleados de la Dpec empeoró el caos vehicular
El caos que caracteriza al tránsito en el microcentro capitalino ayer se profundizó como consecuencia del corte en la calle San Martín que realizaron los empleados de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) (ver más en nota secundaria).
Entre los perjudicados, los pasajeros de colectivos fueron los más desorientados porque varios choferes modificaron los recorridos sin una coordinación que unifique los tramos para las líneas, ya que en el transcurso de la interrupción de la circulación no se hizo presente ningún inspector para aplicar un poco de orden. Es así que cada conductor optó por el camino más conveniente para terminar o iniciar sus respectivos viajes.

Con el fin de asegurar a los viajantes un servicio cercano a las paradas habituales, algunos colectiveros optaron por detenerse en cada esquina de la vía tomada para llegar a destino. Más allá de que la medida benefició a los usuarios, por otro lado afectó al tráfico en general, por lo que los coches tuvieron que trasladarse a paso de hombre.

El corte se llevó a cabo sobre dos esquinas estratégicas, ya que fue sobre la calle San Martín y en sus intersecciones con Salta y La Rioja, arterias donde confluyen la mayoría de las líneas de colectivos locales.

Las repercusiones alcanzaron al movimiento vehicular del puerto, ya que las unidades arribaron por diferentes calles, lo que tomó por sorpresa a más de un conductor.

La situación se tornó aún más complicada ya que la protesta se extendió hasta el mediodía, coincidiendo con los operativos de tránsito que se aplican en los horarios de egreso de los alumnos. Es así que las calles Buenos Aires, Tucumán y aledañas se tornaron las únicas vías para los conductores de vehículos, particulares como públicos.

Si bien no hubo resultados extremos, ante la falta de alguna autoridad que guíe a los vehículos, circular por el microcentro se tornó una travesía que necesitó más tiempo del previsto.

FACTORES AGRAVANTES

Diariamente, el tránsito en el microcentro es caótico, sobre todo en los horarios pico de ingresos y egresos a los establecimientos escolares y oficinas públicas. Sin embargo, la situación ayer empeoró por una protesta en particular, pero lo que llamó la atención es que durante las horas en que se realizó el corte no se hizo presente algún inspector para aplicar algún tipo de orden.

La desorientación fue moneda corriente, ya que los colectivos se desplegaron por diferentes calles, afectando la circulación de autos particulares, así como de los pasajeros que tuvieron que alejarse de sus paradas habituales.

Reclaman aumento salarial

Empleados de la Dpec, alejados de la conducción gremial, desde la semana pasada llevan adelante diferentes acciones en busca de un aumento salarial del 30 por ciento.

Mientras que el titular del sindicato de Luz y Fuerza, Jorge Ovando, aseguró que el acuerdo salarial está en plena negociación con las autoridades del Gobierno provincial, los operarios tomaron cartas en el asunto con protestas frente a la Dirección.

Lunes y martes, un grupo de protestantes se concentró en lugares céntricos, como en la plaza Vera. El lunes interrumpieron el tránsito sobre la calle Mendoza, entre Junín e Yrigoyen. Pero ayer la acción fue más extensa, alcanzando el mediodía, lo que incidió directamente en la circulación vial. Las medidas continuarían hasta que obtengan una respuesta concreta por parte de las autoridades.

Comentá la nota