La protesta de la CTA llegó a Plaza de Mayo

Luego de una serie de cortes y movilizaciones en distintos puntos de acceso a la Ciudad de Buenos Aires, las organizaciones gremiales, políticas y sociales alineadas con la Central de Trabajadores Argentinos que conduce Pablo Micheli confluyeron frente a la Casa Rosada, donde reclamarán la reapertura de las paritarias, la eliminación del Mínimo no imponible y el 82 por ciento móvil para los jubilados.
La movilización fue acompañada, entre otros gremios, por camioneros y los docentes bonaerenses nucleados en la FEB, cuya titular, Mirta Petrocini, denunció que "nuestros salarios quedaron postergados por la creciente inflación y, además, terminamos cobrando cada vez menos por tributar impuestos que los trabajadores no deberían pagar: son cada vez menos los docentes que perciben Asignaciones Familiares, y por eso queremos la universalización del beneficio".

En Salta, alrededor de dos mil personas marcharon por el centro de la ciudad hasta la plaza 9 de Julio. Participaron columnas de ATE, Libres del Sur, Movimiento Socialista de los Trabajadores, Corriente Clasista y Combativa y Partido Obrero.

En Jujuy hubo una movilización frente a la Casa de Gobierno, de la que participaron, además de la CTA y la CCC, el MST, la Federación de Profesionales de la Salud y varias organizaciones indígenas. El secretario de Interior de la CTA opositora, Fernando Acosta, señaló que "estamos en un país con crecimiento enorme en los últimos 10 años, pero el pueblo se tiene que conformar con vivir con menos de la mitad de lo que ganaba hace diez años".

Por su parte, el Ministerio de Seguridad informó que "la Policía Federal sólo se abocará a reordenar el tránsito" en el trayecto de la movilización, llamó "a la reflexión a los organizadores ante el caos que van a producir hoy en la ciudad", y recordó que "la seguridad del acto está a cargo exclusivamente de sus organizadores".

Comentá la nota