Protesta de tercerizados del Mitre

Un grupo de empleados se concentró frente a la estación San Isidro de la línea que une la ciudad de Buenos Aires con el norte de la provincia, para exigir la reincorporación de 200 despedidos. Intentaron cortar las vías, pero el centenar de gendarmes apostados allí se los impidió. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, aseguró que el Gobierno "no se va a dejar extorsionar por ningún corte".
"No son empleados ferroviarios sino trabajadores que desempeñaron tareas en empresas contratistas de las operadoras ferroviarias y que han realizado distintos trabajos", puntualizó Randazzo para deslindar las responsabilidades que los tercerizados le atribuyen al gobierno nacional.

Los trabajadores que intentaron cortar las vías son empleados de las empresas Herso, Ferromel, Comsa, Segmar, Sogecic, Tilsa, Rottio, Confer, CI5, Edimac, Scar y Cooperativa de Trabajo Ferroviario Oeste de las líneas Mitre, Roca, Belgrano Norte y Sarmiento.

"Hoy tenemos un falso conflicto -añadió Randazzo- generado por aquellos que quieren que el Estado Nacional los incorpore como empleados ferroviarios, cuando no lo son. De ninguna manera son empleados ferroviarios, son empleados de empresas contratistas de las operadoras ferroviarias que en algún momento han concretado alguna obra."

Subrayó, además, que "nuestra obligación es cuidar los recursos de todos los argentinos y destinarlos a mejorar el servicio para el público que utiliza este transporte" y remarcó que este tipo de protestas "es una avivada más y nos nos vamos a dejar extorsionar por ninguna medida de fuerza de este tipo".

Comentá la nota