Protesta de la UOCRA por el despido de 600 obreros

La manifestación se realizó en el Palacio Municipal. Los gremialistas aseguran que las cesantías fueron graduales, en los planes de viviendas. La comuna se comprometió a solucionar la situación en los próximos días.
Durante la mañana de ayer afiliados de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) realizaron una protesta en la comuna para denunciar el despido de 600 trabajadores afectados a la construcción de viviendas del Plan Federal.

Ante la presencia de unos 50 manifestantes instalados en el hall central del Alsina 65, el intendente Gustavo Bevilacqua junto al secretario de Obras y Servicios Públicos, Rubén Valerio, decidieron recibir a los representantes del gremio José Burgos y Oscar Destéfano.

Una vez finalizada la reunión, los gremialistas dijeron que el municipio se comprometió a comunicarse con Nación --el Plan Federal se realiza con fondos del gobierno nacional-- para resolver el problema.

Luego Destéfano pidió a los manifestantes que "bajen esta información a cada obra, porque si no tenemos una solución vamos a mover al sindicato entero a la calle para defender nuestra fuente de trabajo".

Ya en diálogo con la prensa, afirmó haber sido escuchado en sus reclamos, a la vez que sostuvo que las obras de viviendas se encuentran avanzadas en un 70%, en la mayoría de los casos.

Destéfano agregó que los despidos se produjeron gradualmente y que en los diferentes puntos donde se construyen las viviendas sólo queda el personal de seguridad. También indicó que el Estado adeuda a las empresas constructoras certificados y redeterminaciones.

"Durante meses anteriores reclamábamos más gestiones por parte del municipio y evidentemente eso es lo que sigue faltando. Se comprometieron a tratar el tema ya mismo, necesitamos una solución inmediata", dijo Burgos.

Añadió que cada delegado del gremio va a hablar con los referentes de las obras correspondientes. "No vamos a perder mucho tiempo en esta cuestión, si es necesario vamos a movilizar al gremio entero a la calle".

"Esperar una semana". El secretario municipal de Obras, Rubén Valerio, explicó que durante la reunión mantenida con representantes del gremio acordaron esperar una semana para que Nación analice la manera de pagar lo adeudado a las empresas constructoras.

Luego aclaró que algunas de las constructoras continuarán sus trabajos en las próximas horas, porque al mismo tiempo que se realizaba la protesta de la UOCRA, el gobierno nacional emitía el pago a algunas firmas.

Valerio reconoció que existen deudas con las empresas, aunque son por diferentes montos dependiendo del avance de obras de cada una.

"Desde el municipio mantuvimos una reunión con empresarios locales en la cual realizaron un análisis de deuda de certificados, redeterminaciones y obras complementarias, que luego fue elevado a Luis Bontempo, subsecretario nacional de Desarrollo y Vivienda, para que sea analizada y puedan tomar una definición en el tema", comentó.

Agregó que el intendente Bevilacqua se reunió días atrás con el secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, y según lo manifestado existe una orden de la presidenta Cristina Fernández de finalizar todas las viviendas que estén con más del 50% de avance. "Y nosotros confiamos en que va a ser así", dijo Valerio.

El secretario recordó, además, que personal de esa cartera nacional inspeccionó el estado de obra en las casi 2 mil viviendas que restan por finalizar en la ciudad y, ante el claro avance registrado, durante la próxima semana deberían tener novedades sobre todos estos temas.

Comentá la nota