La provincia mantiene el piso salarial fijado para el sector docente

La provincia ya desembolsó durante estos primeros días de febrero recursos propios para mantener el piso salarial acordado nacionalmente para el sector docente, dado que el estado federal dejó de remitir los fondos desde este año 2011.
Se explicó sobre el particular desde la esfera de Hacienda y Finanzas, que en el marco de la Ley de Financiamiento Educativo la provincia vino recibiendo de Nación recursos del orden de los 5.5 millones de pesos mensuales (la provincia aporta otro monto llegándose a los seis millones) para solventar un piso salarial mínimo por cargo testigo docente.

Esto que a través de un convenio se fijaba que esa asistencia, como a otra decena de jurisdicciones, se extendía por el lapso de diez meses. De esa manera el mes de diciembre de 2010 fue el último donde Nación transfiriera los fondos, así que con el salario de enero, que se pagó la semana pasada, la provincia con recursos propios se hizo cargo de esa erogación.

"Estamos hablando de una cifra global que en principio sería de unos 70 millones de pesos para el año 2011, aunque puede ser mayor porque la planta orgánica docente es móvil a partir del natural crecimiento de la matrícula y habilitaciones de nuevas secciones que generan creaciones de más puestos de trabajo", se explicó, para señalarse que a partir de marzo cuando se inicien las clases, "esos 70 millones pueden potenciarse, independientemente de que a partir de enero el tesoro provincial comenzó a hacerse cargo de solventar los seis millones iniciales".

Por otra parte, también se reveló que la provincia "viene direccionando gestiones en materia de individualizar beneficios por escalafón, como fue en el 2009 la reestructuración de la escala salarial de la esfera seguridad, redefiniéndose una nueva estructura salarial y de componente remunerativo del personal policial, tanto los que se encuentran en servicio como pasivos".

Aquí se actualizó diciendo que "desde el mes de setiembre de 2010 se dispuso mejoras para el personal de la carrera sanitaria, puntualmente en lo que hace a una redefinición, no sólo numérica o monetaria de los beneficios por guardia que tienen los integrantes del sistema de salud, sino también una redefinición conceptual de la suma asignada al sector".

"Se traslado al beneficio por guardia el concepto de complejidad que tiene el sistema de salud provincial, estructurándose una definición a nivel de hospitales distritales, los de menor envergadura, SIPEC y otros. De modo tal que se perfeccionó y adaptó todo lo que es la complejidad del sistema de salud, en consonancia o compatibilizando con el beneficio de la remuneración por guardia", se especificó.

Finalmente se explicó que en este segmento en particular "fue una gama amplia de incremento, porque depende del tipo de profesional y la característica del servicio que presta, dado que se categorizaron técnicos, auxiliares, responsables médicos, etc., y podemos hablar de un piso de mejora de un 35% aproximadamente que cubrió a todo el espectro laboral del sector sanitarista".

Comentá la nota