La provincia retoma el diálogo para evitar más paros de los estatales

El paro de 48 horas de los empleados públicos santafesinos concluyó ayer con un alto acatamiento y la promesa del ministro de Gobierno provincial, Antonio Bonfatti, de convocarlos a una nueva reunión paritaria el lunes o martes próximos. Aunque el funcionario no arriesgó una mejora salarial superadora a la ya ofertada (6,3 por ciento).
Los gremios estatales, en tanto, coincidieron en calificar de "exitoso" al cese de actividades y en amenazar con una profundización de la protesta si no obtienen el aumento del 10 por ciento reclamado, pero siguieron diferenciándose en cuanto al alcance del plan de lucha.

La huelga de dos días encarada por los empleados agrupados en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) hizo que en más de 50 escuelas rosarinas no se dictaran clases por falta de porteros. Y en los hospitales provinciales hubo guardias mínimas y reprogramaciones de turnos por la adhesión de los profesionales de la salud agrupados en la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra).

Alertas. Del lado de UPCN, el titular de la seccional Rosario, Néstor Audero, abonó las chances de un nuevo paro, en este caso de 72 horas (¿miércoles, jueves y viernes?), al considerar que "no quedará otra alternativa si no ofrecen respuestas en las próximas horas".

Por su parte, ATE Rosario también evaluará el lunes un plan de acción. Más cauto que Audero, su principal referente, Jorge Acedo, habló de definir los pasos a seguir en caso de otra propuesta oficial insatisfactoria. Pero tomó distancia de un paro de tres días de duración. Jorge Hoffmann, secretario general del gremio a nivel provincial, se limitó a avisar que "probablemente el conflicto continúe".

En función del estado de las cosas en UPCN y ATE, Bonfatti dijo que entre el lunes y el martes la Casa Gris volverá a convocar a los dirigentes a la mesa paritaria.

También aclaró que la posibilidad de fijar otra reunión durante la semana que está terminando se diluyó con el duelo por la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, quien fue inhumado ayer en su Río Gallegos (Santa Cruz) natal.

"Volveremos a hacer los llamados del caso y la convocatoria llegará, seguramente, el lunes o el martes", explicó el jefe de la cartera política.

Si bien reconoció que hay "expectativa de poder llegar a un acuerdo", Bonfatti relativizó una propuesta superior a la planteada días atrás: "En ningún lugar del país discuten aumentos salariales. Nadie dio una mejora como en Santa Fe".

Razones. El funcionario aludió a "un problema político más que de números" y recordó que "ya hubo una oferta salarial, que representa el 27,5 por ciento para todo el año, y fue aceptada". En esa línea, consideró que, "aunque no todos cumplan idéntica función, los incrementos deben ser los mismos".

Pese a reconocer que la administración de Hermes Binner no desea nuevos paros de estatales ("por las clases, por los hospitales"), el ministro sustentó la posición oficial: "Tenemos que ser responsables, porque manejamos dineros públicos".

Lo concreto es que luego de que el propio gobernador amenazara con recurrir a la Justicia de proseguir las huelgas, la gestión socialista ratificó su intención de dialogar.

Comentá la nota