Provincias se blindan ante pedido de gremios

Provincias se blindan ante pedido de gremios
Ministros de Economía de 16 provincias mantuvieron ayer un encuentro en la Ciudad de Buenos Aires para avanzar en la definición de estrategias comunes, en una suerte de blindaje para pararse frente a los desafíos que enfrentan los gobernadores.
“La idea es que, mientras se espera que emanen pautas salariales concretas desde el Gobierno nacional, podamos definir estrategias comunes para avanzar en las provincias”, señaló uno de los participantes al ingresar a la reunión.

Los voceros provinciales también remarcaron que funcionarios clave de la Casa Rosada fueron invitados a la cita en un restorán del microcentro porteño pero que no fueron de la partida “por cuestiones de agenda”, en referencia al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; al ministro de Economía, Axel Kicillof, y al titular de la cartera de Educación, Alberto Sileoni.

“Hay un guiño de Nación para avanzar en estos encuentros”, señalaron desde el entorno de otro ministro, aunque un par de otro distrito admitió que el cónclave responde en parte a que el órgano que nuclea a los funcionarios económicos del interior -el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal- no se reúne desde hace meses por la falta de una convocatoria nacional.

En las últimas semanas se multiplicaron los contactos entre mandatarios provinciales -el formoseño Insfrán estuvo monitoreando personalmente los planteos- en pos de ponerle un techo consensuado a las exigencias salariales de los sindicatos públicos. Más allá de los matices de cada distrito, se planteó un tope de entre el 23% y el 25%, de carácter anual.

Presión de gremios

Pero los gremios del interior potenciaron sus reclamos tras la abrupta devaluación del peso, y exigen en buena parte de los casos “acuerdos cortos” y reabrir la discusión a mediados de año.

Como es habitual, la punta de lanza es comandada por los docentes, cuyos representantes nacionales ya recibieron la negativa de la Casa Rosada.

En este delicado marco, el pasado 31 de marzo se concretó en Buenos Aires un primer esbozo de cumbre de ministros de Economía -fueron poco menos de una decena- para fortalecer a los Ejecutivos ante las estocadas gremiales, sobre todo después del desmadre generado por los autoacuartelamientos policiales de diciembre y los forzados incrementos otorgados para calmar el escenario social.

Comentá la nota