El próximo paso de la CGT anti K: una marcha al Congreso por las asignaciones

El próximo paso de la CGT anti K: una marcha al Congreso por las asignaciones
Por RICARDO CARPENA

Será en diciembre para pedir que se eliminen los topes. Moyano descarta nuevas huelgas para este año.

No habrá más paros generales hasta 2013. Así lo tiene decidido el líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, pese a la presión de algunos integrantes de su consejo directivo y de aliados como Luis Barrionuevo, que pretenden que el sindicalismo opositor concrete antes de fin de año un paro de 36 horas, con movilización.

“Hay que ir paso a paso, midiendo los tiempos, porque el Gobierno quiere que nos equivoquemos”, dijo anoche Moyano a un puñado de sus dirigentes más fieles, al explicar por qué, a su juicio, postergarán una nueva huelga hasta el año próximo.

De todas formas, les garantizó que, como anticipó Clarín hace 15 días, la central obrera moyanista realizará en diciembre próximo una multitudinaria marcha al Congreso para presentar el millón de firmas que se consiguieron con el fin de que se trate un proyecto de ley que elimine los topes a las asignaciones familiares.

Las principales figuras de la coalición sindical opositora se reunirán la semana próxima para hacer formalmente el balance del paro de ayer y discutir los próximos pasos del plan de lucha contra el Gobierno. Moyano se reunirá con Pablo Micheli, jefe de la CTA disidente, y con dirigentes de la CGT Azul y Blanca, que encabeza Luis Barrionuevo, pero seguramente prevalecerá la opinión del líder camionero de esperar hasta 2013.

Micheli tampoco piensa que sea conveniente apresurarse y realizar otro paro general en diciembre, un mes en el que, tradicionalmente, la proximidad de las fiestas y de las vacaciones debilita el impacto de cualquier medida de fuerza.

Comentá la nota