“El proyecto de participación en las ganancias confundirá ideológicamente a los trabajadores”

Lo consideró José Rigane, secretario general de Luz y Fuerza Mar del Plata, al ser consultado sobre la iniciativa de Héctor Recalde, abogado de la CGT y diputado kirchnerista a nivel nacional. Y disparó: “a mi criterio, no tiene perspectiva”.
En una entrevista concedida a Cazador de Noticias, el gremialista expresó: “me parece que es una buena idea para discutir pero a la vez entiendo que no se puede llevar adelante en las actuales condiciones de la Argentina”.

“Me parece que antes de aprobar esta ley y ponerla en vigencia se deberían modificar sustancialmente muchas cosas”, afirmó.

A colación, en tanto, dijo: “en primer lugar se debe tener en cuenta que sólo el 40 por ciento de la población económicamente activa de nuestro país, representada por un total de 16 millones de trabajadores, está en relación de dependencia y con el sueldo en blanco, o al menos una parte de él”.

“El resto – añadió Rigane - son precarizados o están en negro; en definitiva, fuera del sistema. En consecuencia, considero que, con esa estructura de la clase obrera, el proyecto no incluye a todos”.

Más adelante, en tanto, cuestionó: “en segundo lugar, debemos considera que en la Argentina no hay democracia ni libertad sindical, ya que solamente se han podido elegir delegados en el 13 por ciento de las empresas, índice que demuestra un grado de debilidad muy grande respecto de la posibilidad de desarrollar organización en los trabajadores para procurar el cumplimiento de la participación de las ganancias“.

“Por otra parte – destacó el dirigente – no se puede pensar en repartir ganancias cuando tenemos un salario mínimo, vital y móvil de 1740 pesos, una cifra paupérrima”.

Por último, en tanto, recordó: “las experiencias existentes dejaron como evidencia que, al final, los trabajadores no cobran lo que corresponde, como nos sucedió a nosotros, con EDEA, a quien le venimos reclamando hace 13 años. Y si no, terminaron vendiendo las acciones, que nunca llegaron a manejar y que finalizaron en manos de la organización sindical o de los dirigentes sindicales”.

Comentá la nota