Los puertos siguen bloqueados y las aceiteras se quejan por la “inacción” del Gobierno

La Cámara de la Industria Aceitera criticó al Ministerio de Trabajo por “no tomar cartas en el asunto” luego de que se cumpliera el tercer día paro de la CGT en las terminales portuarias de Rosario. “Se pagan muchos costos, hay diez plantas paradas”, se quejó el director Alberto Rodríguez en diálogo con LPO.
Con el tercer día cumplido de paralización de las terminales portuarias del Gran Rosario por el paro de la CGT San Lorenzo en reclamo de mejoras salariales, desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) salieron a quejarse por la “inacción” del Gobierno nacional aunque también cargaron las tintas a la gobernación santafesina.

“Estamos muy preocupados y seguimos esperando que alguien actúe en el tema. La verdad es que el Ministerio de Trabajo de la Nación no nos dijo nada, no están actuando cundo desde ayer deberían haber tomado cartas en el asunto”, criticó el director de la CIARA, Alberto Rodríguez en diálogo con LPO.

De todos modos, el empresario prefirió no hacer más declaraciones sobre la actuación de la cartera que conduce Carlos Tomado y remarcó que “en estos momentos es mejor no hacer más elucubraciones”.

La CGT San Lorenzo reclama un haber mínimo de 5.000 pesos para los trabajadores que se desempeñan en el sector agroexportador de granos y la huelga mantiene paralizado desde el miércoles el principal complejo oleaginoso y agroexportador del país, y hasta el momento no hay ningún tipo de avance en la negociación que mantienen las partes en conflicto, que implica una pérdida millonaria por la inmovilidad de los buques.

Los piquetes que impiden la entrada y salida de camiones en los puertos privados de Nidera, Cargill, Bunge, Terminal 6, ACA, Molinos Río de la Plata, La Plata Cereal, de las ciudades de San Lorenzo y Puerto General San Martín y en las terminales de embarques Noble y Dreyfus de la localidad de Timbúes permiten el ingreso de algunos trabajadores aceiteros para que realicen mantenimiento de las instalaciones.

En tanto, empresas y gremios acordaron recientemente, a instancias de una intervención de la Secretaría de Trabajo de Santa Fe, establecer una guardia mínima en las aceiteras de las terminales aunque el gobierno santafesino tampoco resolvió el conflicto de fondo.

Acerca del reclamo, Rodríguez calificó al pedido de la CGT como “irracional” y recordó que las aceiteras y el sindicato “ya acordaron un salario básico de 5 mil pesasen diciembre”.

“Cada gremio debería pelear por su parte, no ayuda a nadie esta situación”, replicó.

Por otro lado, evitó precisar cuál es el nivel de pérdidas para las cerealeras por la medida de fuerza de la CGT a pesar de que algunos analistas dicen que "el monto oscila entre 60 y 70 mil dólares diarios por buque”.

“No sabemos ni tenemos información aunque claro está que esto genera costos. Hay diez plantas paradas”, cerró Rodríguez.

Comentá la nota