La puja por el salario

La puja por el salario

Hugo Moyano pidió que Macri “se acuerde de los trabajadores” y le reclamó la misma generosidad que tuvo con el campo. Triaca y Buryaile rechazaron otorgar una compensación por la devaluación.

A pesar de que el camionero Hugo Moyano le pidió a Mauricio Macri que “se acuerde de los trabajadores” y así dejó en claro que los gremios exigen un bono de emergencia para compensar la suba de precios que generó la devaluación y el rumbo económico que fijó el macrismo, desde el Gobierno volvieron a manifestarse en contra de ese reclamo. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, afirmó que “no está en agenda” otorgar un plus para fin de año y llamó a “mirar con realismo lo que está pasando en la economía”. “A los amigos de la CGT les digo que entiendo lo que reclaman, pero que ellos entiendan que este gobierno tiene enormes trabajos por hacer, hay que esperar un poquito”, se sumó el ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, quien acompañó a Macri a Corrientes a su encuentro con los productores rurales, a quienes la administración PRO acaba de beneficiar con la eliminación de las retenciones y la liberación del tipo de cambio.

El reclamo de una compensación frente a la devaluación unificó al sindicalismo como quedó reflejado en los últimos días. El viernes en la sede de la CGT Azopardo Moyano encabezó un encuentro al que acudieron el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, representantes de los “Gordos”, los “independientes” y varios dirigentes de gremios de la CGT de Antonio Caló. De ese cónclave surgió una demanda similar a la que había realizado Hugo Yasky, quien desde la conducción de la CTA de los Argentinos planteó la necesidad de paliar el golpe al bolsillo de los trabajadores que produjo la suba de precios y pidió una “asignación puente” hasta las paritarias. La CTA Autónoma que lidera Pablo Micheli, por su parte, solicita un bono de 5 mil pesos y marchará por ello este martes a Plaza de Mayo, donde además repudiará el ajuste.

La primera respuesta del Gobierno la dio el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. “Nosotros ya anunciamos la exención de Ganancias para el aguinaldo. Toda la discusión salarial va a estar enmarcada en cada uno de los sectores”, declaró el ex JP Morgan y completó: “Hay sectores que el año pasado tuvieron un bono y otros que no”.

Triaca también le cerró la puerta a la demanda de los sindicalistas y ratificó que otorgar un bono para fin de año “no está en agenda” de la Casa Rosada. El ministro de Trabajo argumentó que el Ejecutivo tiene “un orden de prioridades en términos fiscales, que es asegurar el pago de sueldos y salarios no sólo a nivel nacional sino en las distintas provincias”. Dijo, además, que si los gremios “llegan a un acuerdo de manera razonable y pacífica” el Gobierno no lo vetará, pero pidió “no tirar cifras aventuradas” y exhortó a sindicalistas y empresarios “mirar con realismo lo que está pasando en la economía”.

“El bono que le estamos dando es que vamos a subir el mínimo no imponible de Ganancias”, se alineó, en tanto, Buryaile con Prat-Gay y no se privó de chicanear a los sindicalistas: “Hay que esperar un poquitito y acompañar como durante doce años hizo más de uno y se quedó callado y no pidió que modificaran el Impuesto a las Ganancias”.

Si bien jugó a favor de su candidatura, ante la negativa a acceder a la demanda de los sindicalistas Moyano le envió ayer a Macri varios mensajes en el sentido de que la luna de miel entre ambos puede terminar en menos de lo que canta un gallo. Además de pedir que “se acuerde de los trabajadores”, el líder de la CGT Azopardo recordó su condición de camionero y contó: “Nosotros aprendimos a manejar camiones sabiendo meter los cambios porque si uno se equivocaba en un cambio cuando estábamos aprendiendo se iba a la banquina o chocaba. Entonces espero que esto también lo aprenda el Gobierno”.

Menos elíptico el camionero planteó también que la administración macrista “toma decisiones muy fuertes, ha sido muy generoso con muchos sectores de la sociedad como el campo, al que le ha dejado sin efecto los impuestos, y espero que deje un poco de generosidad para los sectores laborales” y añadió: “El Gobierno saca decreto por todo, anula una cosa, anula otra; entonces que tome la decisión de pedirles a las empresas que paguen este bono que corresponde y que es mínimo”.

En la reunión del viernes en la CGT Azopardo los sindicalistas no precisaron la cifra del bono que reclaman. Aunque sostuvo que ese plus debería pactarse de acuerdo a la empresa, Moyano explicó ayer que la idea es que en general el monto sea del orden de 3 mil pesos y que incluya a jubilados y pensionados. En ese sentido, el camionero adelantó que “seguramente el lunes o el martes” elevarán una propuesta formal al respecto al ministro Triaca o directamente al propio Macri.

Comentá la nota