Punto final para el conflicto por la recolección de residuos en Quilmes

Punto final para el conflicto por la recolección de residuos en Quilmes
El municipio firma este lunes un acuerdo con el gremio de Camioneros en el ministerio de Trabajo provincial por el cual se normaliza el servicio.
El municipio de Quilmes y el sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) firman este lunes a las 11 en el ministerio de Trabajo de la Provincia el acuerdo al que llegaron el viernes pasado, en torno a la municipalización del servicio de recolección de residuos y a la continuidad laboral de unos 430 empleados de la ex Covelia, según publica en su edición impresa Tiempo argentino.

La información se conoció a última hora del domingo, tras un día en el que prevalecieron los pronósticos pesimistas sobre una posible solución. Sin embargo por medio de un comunicado, la administración del intendente Francisco "Barba" Gutiérrez informó que "de acuerdo a lo acordado por las partes, el Municipio incorporará a TODOS los choferes, recolectores y barrenderos de Covelia, con un salario y categorías municipales equivalentes a las que poseen actualmente".

La comunicación oficial agregó que el gremio "se comprometió a levantar la medida de fuerza y el bloqueo a la CEAMSE que impidió durante la semana pasada el acceso y la descarga de basura de los camiones municipales habilitados para tal fin".

Sobre esa base, la municipalidad sureña informó que, tras la reunión de este lunes, "comenzará a operar el nuevo sistema de recolección y gestión integral de los residuos sólidos urbanos", cuya vigencia traerá consigo una "sustancial mejora y ampliación de este servicio esencial en nuestra comuna", auguró el comunicado.

A contramano de la información de último momento, el domingo durante todo el día prevaleció la incertidumbre respecto de la continuidad del conflicto. Dentro de las especulaciones circuló con fuerza la posibilidad de una nacionalización del conflicto de la recolección por parte del sindicato, en línea con lo que había adelantado el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano.

Respecto de la situación de los 70 empleados de la firma Gestión Laboral que prestaba servicios a Covelia, las partes acordaron mediar con los propietarios de la firma para asegurar una salida satisfactoria para ese grupo de empleados. No obstante, se pactó que no formarán parte de los incorporados por la municipalidad.

En tanto que el fin de semana, el secretario de camioneros y titular de la CGT disidente, Hugo Moyano, condicionó la solución del conflicto a la aceptación de ese punto por parte de la administración municipal. En diálogo con radio Nacional Rock, Moyano aprobó la municipalización del servicio pero lamentó que las autoridades "no tuvieron en cuenta los casi 500 trabajadores" involucrados.

El gremio también rechazó la propuesta sobre la escala laboral. Desde la municipalidad del sur bonaerense explicaron a Tiempo que "la iniciativa es que cada trabajador reciba en mano a partir de $ 8000 para los barrenderos, de $ 9000 los recolectores y de 11 mil pesos los choferes." Pero los camioneros reclamaron la continuidad de los salarios de Covelia, una posición resistida por el municipio, que "puede pagar $ 5200 de básico más bonificaciones para llegar a esos números" pero no los items fuera de convenio que la empresa pagaba y que le permitía llevar los salarios por encima de los $15 mil.

Otro punto conflictivo es la antigüedad: el sindicato reclama que se reconozcan los años de trabajo, pero la municipalidad se niega porque los trabajadores cobrarán la indemnización de Covelia. A la par de la municipalización, Quilmes abrirá hoy un registro de inscripción para ex empleados de Covelia. La recolección se seguirá haciendo con cuadrillas municipales.

Comentá la nota