“No queremos un salto sin red”

“No queremos un salto sin red”

Los titulares de las dos Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA) reclamaron en Diputados que no se pierda más tiempo y se sancione hoy la ley antidespidos. Advirtieron que si se sigue postergando el tema se profundizará el conflicto social.

El jefe del bloque de diputados del FpV, Héctor Recalde, recibió ayer en su despacho a los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, quienes le plantearon la necesidad de que la ley antidespidos sea aprobada “sí o sí” en la sesión de esta noche. La expectativa de las centrales se centra, de máxima, en la aprobación del proyecto original que obtuvo media sanción del Senado, y de mínima, en la sanción de un proyecto con cambios –que deberá volver a la Cámara alta–, pero la apuesta es que hoy haya mayoría de diputados levantando la mano a favor de la emergencia ocupacional. “No queremos un salto sin red –le dijo Yasky a Página/12 tras la reunión–. Si hay condiciones de que sea sancionado el proyecto del Senado, hay que avanzar porque es el camino recto y mas corto, y sino tendremos que arremangarnos, pero lo primordial es que la iniciativa no quede cajoneada”.

Tanto Yasky como Micheli se fueron de la reunión con la certeza de que hoy verán cumplidas sus expectativas. Esa es la razón por la que, en principio, la movilización en la calle es un recurso que todavía está “latente”, tal como señaló Micheli, como alternativa en caso de que el Presidente se incline por vetar la ley. “La sola mención del veto en todas las asambleas sindicales, e incluso durante el acto del 26 abril, generó una unánime demanda de agudizar la lucha”, aseguró Yasky, quien sostuvo que en ese caso las centrales “van a estar a la altura de las expectativas que el proyecto generó entre los trabajadores”.

De la reunión participaron, además, el secretario general adjunto de la Asociación Bancaria, Andrés Castill, y los diputados del FpV Edgardo Depetri (de origen en la CTA) y Abel Furlán (referente de la UOM). Todos coincidieron en la necesidad de sancionar hoy la ley, tras el fracaso de la sesión especial convocada por el FpV la semana pasada. “Que se pongan de acuerdo el Frente para la Victoria con el Frente Renovador y las otras fuerzas de la oposición para que se vote contundentemente esto, y si no quiere votar el oficialismo, que no vote, pero que salga la ley”, reclamó el líder de la CTA Autónoma.

“Mañana va a haber ley y posiblemente sea la ley que vino del Senado” fue el compromiso que asumió Recalde, según relataron los dirigentes tras la reunión.

Los titulares de ambas CTA se ocuparon de remarcar que la emergencia ocupacional es una iniciativa de las centrales sindicales. “Hubo un compromiso el 29 de abril ante 300 mil trabajadores para frenar los despidos, y esperamos que el Congreso esté a la altura de esa expectativa”, afirmó Yasky. En el mismo tono, Micheli insistió en que la prohibición de los despidos “es una propuesta de las centrales obreras” y que la movilización del 29 “produjo un antes y un después en el escenario político”.

“Todas las centrales coincidieron en que la situación real de los trabajadores es sumamente difícil porque no se las tiene en cuenta en la política económica”, sostuvo Micheli en referencia al proceso de unidad entre las distintas fracciones de la CTA y de la CGT. Para Micheli, “los miles de despidos, la recesión, el ajuste y la timba financiera” propiciaron que “las centrales obreras dejaran de lado las diferencias para sentarse a una mesa y acordar un pliego de reivindicaciones mínimas”, algo que “no es habitual en la extensa historia del movimiento obrero”.

Yasky, por su parte, calificó de “actitud negacionista” la postura oficial respecto de las cifras de nuevos desempleados, que en cuatro meses superó los 150 mil, según un informe del CEPA. “El Gobierno mismo tiene guardadas bajo siete llaves encuestas de opinión de las que surge que los principales problemas de los argentinos son el empleo y el aumento de precios, dos temas que niega constantemente”, señaló. “¿Si no existe el desempleo, para que convocan a los empujones a un acuerdo con empresarios para que dejen de despedir? Es tan contradictorio que las mismas empresas que firmaron despidieron trabajadores”, agregó.

“Queremos que se termine esta situación porque todos los días hay despidos en distintos lugares y la única forma de pararlo es con una ley”, exigió Micheli. La sesión de hoy definirá en parte el futuro de la iniciativa, por la que los sindicatos vienen reclamando desde hace mas de 30 días.

Comentá la nota