Quieren que la banca financie el impuesto a las ganancias

Quieren que la banca financie el impuesto a las ganancias
Por Emilia Delfino

El reclamo por la modificación del impuesto a las ganancias se resolvería en los próximos dos meses. Así lo estiman los dirigentes de la CGT oficial, que encabeza Antonio Caló (UOM).

De no ser así, sostienen, no habrá margen para negociar salarios en el primer cuatrimestre de 2013. “El salario que se negocie en paritarias se verá totalmente licuado por el impuesto”, aseguró uno de los popes de la central obrera.

El dirigente de la Federación Argentina de Trabajadores del Petróleo y Gas, Alberto Roberti, diputado nacional, integra una comisión de la CGT oficial junto al segundo de la central, Andrés Rodríguez, el docente Horacio Ghilini y Marcos Castro (capitanes de ultramar).

En diálogo con PERFIL, dijo que el grupo redactó un proyecto de ley, como adelantó PERFIL el domingo pasado, “para cambiar la forma en que se calculan” las categorías en el impuesto a las ganancias. Mientras que algunos dirigentes estiman que queden fuera del impuesto los sueldos mensuales inferiores o equivalentes a los 15 mil pesos, Roberti subió la apuesta y dijo que creen que deberían quedar exentos los salarios de hasta 25 mil pesos mensuales.

“En el proyecto que presentamos al Gobierno, sugerimos que para compensar lo que debería de percibir por la modificación en Ganancias, se incluya a los jueces –hoy exentos del gravamen–, pero por sobre todo que sean los bancos los que aporten el grueso de los fondos”, dijo el sindicalista. “Queremos que el Gobierno apruebe el proyecto y lo gire al Parlamento. La idea es que los bancos y el sistema financiero, uno de los sectores que más se han beneficiado en estos años, paguen un aporte extraordinario al Tesoro nacional de acuerdo a su ejercicio anual”, agregó el gremialista.

“Antes de hablar de techo, piso o paritarias, hay que hablar de Ganancias”, afirmó otro dirigente consultado por este diario. “Sí o sí tiene que haber una modificación entre enero y febrero en el mínimo no imponible para poder comenzar a negociar salarios”, agregó Roberti, en consonancia.

Los funcionarios que acompañaron a la Presidenta en la reunión del 17 de diciembre dieron a los gremialistas un panorama gris. Para poder modificar el impuesto a las ganancias –uno de los reclamos más insistentes del sector sindical y que sería cumplido en los próximos meses–, el Gobierno necesita obtener de otras fuentes el dinero que dejaría de percibir si reforma el impuesto y una nueva porción de los asalariados queda afuera del gravamen.

Sin embargo, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, adelantó a los dirigentes que esperaba que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, regresara de un viaje para poder comenzar a revisar los números y preparar la modificación del impuesto en las primeras semanas del año.

Comentá la nota