Quieren cambiar la conducción de la CGT mendocina

Quieren cambiar la conducción de la CGT mendocina

Mientras este jueves Hugo Moyano deja la conducción de la central, en Mendoza medio centenar de gremios presiona para que Rodolfo Calcagni llame a elecciones. El actual titular dice que no tiene "el sillón enroscado".

Este jueves, y después de 12 años, Hugo Moyano dejará la conducción de la Confederación General del Trabajo a nivel nacional  y comienza una nueva etapa que incluye, además, la unificación de las centrales en agosto. Mientras eso sucede a nivel país, a nivel local también comienza a sentirse el ruido en la central sindical y hay sectores que presionan para que se avance con un proceso electoral que, según dicen, debió realizarse hace dos años.

El denominado Movimiento Sindical por la Lealtad, con casi 50 sindicatos (entre ellos la UOCRA y Ferroviarios), exige que la CGT mendocina -encabezada por Rodolfo Calcagni- llame a elecciones para la "normalización" de la central y así abrir la puerta a la participación de todos los sindicatos en igualdad de condiciones.

Oscar Arancibia.

Oscar Arancibia, secretario general del Sindicato de Aguas y Gaseosas, vocero del movimiento, comentó que este martes por la noche se reunieron 47 centrales sindicales pertenecientes a la CGT con la finalidad de redactar un documento para solicitar que se realice el proceso eleccionario, ya que -según dijo el dirigente- "la actual conducción tiene dos años de mandato vencido".

De acuerdo al sindicalista, "se hicieron tres plenarios y en el segundo se nombró una comisión y se nos reconoció como movimiento. En la comisión hubo dos personas de cada sector para llegar a definir la CGT que queremos para Mendoza, pero después del encuentro, realizado hace tres meses, el compañero Calcagni dijo que se reuniría con "Momo" Venegas para tratar el tema, pero no hemos tenido respuesta".

Aunque Arancibia no se quiso referir específicamente al actual conductor, la figura de Calcagni es poderosa y tiene una relación directa con Gerónimo "Momo" Venegas, uno de los dirigentes que se autopostula para encabezar la CGT post Moyano hasta la unificación, sin descartar la opción de ser el líder después del 22 de agosto. De ahí la importancia que dan los gremios "opositores" a la realización de un proceso de votación y que no se imponga un nombre "a dedo".

En ese sentido, según comentó el vocero del movimiento sindical, "en Mendoza son alrededor de 80 sindicatos en la CGT y sería importante que a la hora de una elección un sindicato sea un voto", aunque todo dependerá de lo que se decida a nivel de seccional, ya que al interior de cada espacio regional se deben confeccionar los estatutos.

Calcagni dice que no tiene "el sillón enroscado"

Consultado por MDZ por la situación que dieron a conocer los sindicatos "opositores", el actual secretario general del Sindicato de Personal de Micros y Ómnibus de Mendoza (Sipemon) y titular de la CGT mendocina, Rodolfo Calcagni, dijo que debe ser el secretario de Interior de la central a nivel nacional el que ponga la fecha y designe un veedor para el proceso electoral, algo que -dijo- a más tardar se definirá el 22 de agosto, tras la unificación.

Rodolfo Calcagni.

"Está el plenario nacional y se va Moyano. Estamos esperando las elecciones a nivel nacional y se pone fecha a las elecciones", puntualizó el dirigente.

Respecto al cumplimiento del período que, según el Movimiento Sindical por la Lealtad, está pasado dos años, Calcagni argumentó que en Mendoza se daba una situación atípica, porque él estaba con Moyano y otros dirigentes con Caló, por lo que se acordó una continuidad de la gestión en unidad. Sin embargo, manifestó que "no hay ningún problema con las elecciones, hemos puesto a disposición los cargos y que decidan los sindicatos con personería gremial". 

El actual líder de la CGT mendocina aseguró que tras los plenarios se intentó hacer un proceso "a la mendocina", razón por la cual esperó con los cambios nacionales para que sea en la nueva conducción donde se fije la fecha. "Yo no soy el que está poniendo palos en la rueda. No tengo el sillón enroscaso", finalizó el sindicalista.

Coment� la nota