"Quieren que trabajemos gratis"

Lo dijo José Fantini, titular de la Federación Gremial de la Industria de la Carne. Ayer directivos del Swift le comunicaron que no descartan el cierre de su histórica planta en Rosario, donde trabajan más de dos mil operarios.
Directivos de la empresa frigorífica JBS Swift, que el martes anunció el cierre de su planta en Venado Tuerto, ayer amenazaron también con cerrar a fines de junio la histórica planta de Rosario, que ocupa a dos mil trabajadores, si no consiguen nuevos mercados para exportar. Al mismo tiempo, exigieron al gremio y a los delegados un aumento de la productividad del 10 por ciento. Los que recibieron la advertencia fueron los dirigentes de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, que de inmediato plantearon "una urgente" intervención del gobierno nacional. "Es la realidad, esto ya no es una amenaza, y además nos pidieron que trabajemos un poco más gratis para que ellos puedan seguir manteneniendo la fábrica abierta, pero el riesgo empresario no es nuestro", indicó el titular del gremio, José Fantini. Por otra parte, y en el marco del conflicto por el cierre de la planta de Venado Tuerto, el ministerio de Trabajo provincial convocó para mañana a una audiencia en la delegación rosarina de la cartera laboral. Los 517 trabajadores de la planta, que se encuentran bajo el régimen de garantía horaria hasta el 9 de enero realizarán hoy una asamblea para analizar los ofrecimientos de desvinculación, y si avanzan las gestiones del intendente José Luis Freyre, que mantendrá hoy una serie de reuniones en Buenos Aires con directivos de la empresa y funcionarios del gobierno nacional.

"Estamos mal pero acostumbrados, porque somos el único gremio que está sufirendo estas consecuencias, y parece que somos los trabajadores los responsables de que esto suceda", afirmó Fantini en declaraciones a LT8 al referirse a la decisión de la empresa de captales brasileros de cerrar la planta de Venado Tuerto. "Después seguiría Rosario, pero lo único que quieren es que trabajemos un poquito más gratis para mantener sus fuentes de trabajo", agregó el dirigente gremial, quien adelantó que solicitaron una reunión con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, junto al intendente Freyre, para ver "si se puede revertir esta situación".

Según Fantini, Swift viene cerrando varias de las nueve plantas que compró. "Ellos nos dicen que tenemos que ir a pelear con el gobierno para que nos bajen las retenciones, que consigan la hacienda, y nuestro trabajo es otro", subrayó el gremialista. En el sindicato advirtieron que en Santa Fe está en riesgo la continuidad laboral de 5 mil trabajadores que se dedican exclusavimente a frigoríficos importantes para la exportación. "No queremos que nos usen como una variable de ajuste, pero desgraciadamente hemos llegado a un momento que la gente prefiere que la despidan antes de concederle algo a la empresa", consideró Fantini.

Respecto a la situación de la planta venadense, donde luego de adelantarle las vacaciones a los trabajadores, y de impedirles el lunes el ingreso, la empresa decidió continuar en la planta de Rosario la elaboración de los productos kosher que realizaban en Venado Tuerto para exportar a Israel. A partir de esa decisión, abrieron un retiro voluntario para los 517 trabajadores, que se encuentran bajo el régimen de garantía horaria hasta el 9 de enero, porque les comunicaron que a partir del 10 de enero cerrarán el frigorífico, ofreciendo pagar el 50 por ciento de la indemnización o esperar a recibir el telegrama de despido.

Desde la cartera que encabeza el ministro Julio Genesini convocaron a la empresa y al sindicato de la Carne ﷓que en Venado Tuerto está intervenido por una disposición de la Federación, luego del fallecimiento de su secretario General, Jorge Baigorria﷓ a una audiencia para mañana a las 11 en la delegación local del ministerio.

"Más allá que la empresa haya decidido cerrar la planta, el ministerio no va a permitir un despido masivo en forma abrupta; por más que refieran que el problema viene desde hace meses, ni siquiera han agotado un procedimiento preventivo de crisis", planteó el director provincial de Relaciones Laborales provincial, Mario Gayoli, quien consideró que el despido de 517 trabajadores representa para Venado Tuerto "una cuestión terrible".

Freyre, en tanto, mantendrá hoy una serie de reuniones en Buenos Aires. La recorrrida incluirá un encuentro con el presidente de JBS Swift en Argentina, otro con la Federación de la Carne, y más tarde con autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación. La intención, además, es contactar al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para concertar una reunión conjunta con funcionarios nacionales y provinciales el martes próximo.

"Queremos saber si esto es definitivo, pero sobretodo los motivos, porque no lo sabemos claramente, en un rubro que de por sí es complicado y que ya sabemos que compran la mayor cantidad de plantas posibles, y después cierran algunas pero ya se quedaron con gran parte del emrcado", dijo a este diario el intendente venadense.

Comentá la nota