Ramírez fue reelecto en ATSA y criticó a los autoconvocados

El dirigente Reneé Ramírez fue reelegido ayer como secretario general del gremio de la sanidad por otro período de cuatro años, en un acto electoral al que se presentó sólo la lista oficialista.
Entre las 8 y las 18, alrededor de 4.600 afiliados de ATSA (sobre un padrón de 9.000 votantes) emitieron su sufragio en los cuatro centros de votación habilitados: la sede de Suipacha 553, y los hospitales de Concepción, de Tafí del Valle y de Trancas. La lista incluyó 296 cargos; además de Ramírez, como adjunto fue elegido Oscar Heredia; como secretario de Acción Gremial, Daniel Castro; y como responsable de Finanzas, Mabel Aguirre, entre otros dirigentes.

"Muchísima gente vino a votar. Ese es el fruto del trabajo que venimos realizando. Más allá de los reclamos salariales, nuestra gestión se caracterizó por generar servicios permanentes de capacitación, de ayuda social y de turismo", sostuvo Ramírez.

El dirigente detalló que ATSA cuenta con un total de 12.000 afiliados, que incluye a personal de los centros asistenciales del Estado y de los privados. Ese número, según consideró Ramírez, refleja el monopolio de la representación que ostenta el sindicato, en clara alusión al movimiento autoconvocado. "Ellos intentan minimizar ATSA. Pero, más allá de todo, la concurrencia de la gente es una respuesta contundente a nuestro proyecto de trabajo. Los autoconvocados están por fuera del gremio, y esta elección demuestra que la gente quiere estar contenida en una organización sindical legalmente constituida. Con nosotros, la gente se siente identificada, por eso cada día sumamos más afiliados", reflexionó.

De todas maneras, Ramírez no cerró las puertas a un eventual acercamiento con el sector de trabajadores que se mantiene en conflicto con el Gobierno desde hace 15 meses. "Siempre está la posibilidad; en honor a la verdad, estamos predispuestos. Los reclamos son los mismos y los compañeros somos los mismos; entonces, debemos juntarnos y apuntar a lo mismo. Peleamos por erradicar el trabajo en negro, por sumar a los compañeros contratados y a los que cobran planes sociales a la planta permanente, y por mejoras salariales. La única diferencia es que lo hacemos con otra metodología, y con la fuerza de un gremio que reclama en los lugares apropiados para hacerlo", comparó.

En ese sentido, el titular del sindicato adelantó que, el lunes, la nueva comisión directiva mantendrá una audiencia con el ministro de Salud, Pablo Yedlin, para avanzar con una agenda de trabajo conjunta. "La pelea continúa, pero está claro que ATSA se vio fortalecida por el acompañamiento masivo que tuvimos", concluyó.

Comentá la nota