Ramón Muerza, el hombre que se le anima a Cavalieri en Comercio

Ramón Muerza, el hombre que se le anima a Cavalieri en Comercio

Tiene 53 años y es el dirigente que puede desbancar al histórico Armando Cavalieri en el sindicato de Comercio. Se define como “un pibe de la calle” y asegura que representar a todos los mercantiles sería “un sueño”.

Ramón Muerza se crió en un pequeño pueblo de Cañuelas y con apenas catorce años descubrió su vocación: ser empleado mercantil. Fue en 1979 cuando comenzó a trabajar en un frigorífico de la zona. Luego la vida laboral lo llevó a la cadena Coto donde inició su vida sindical, como delegado de personal.

En diálogo con Mundo Gremial, el Secretario de Organización del Sindicato de Empleados de Comercio de Capital Federal analizó la actualidad de la actividad y se refirió a las próximas elecciones del gremio donde buscará quedarse con el trono de un histórico del sindicalismo nacional, nada más y nada menos que Armando “El Gitano” Cavalieri.

LA ACTUALIDAD DEL SECTOR

MG: Hoy la actividad económica está dando algunas señales negativas para el sector mercantil, ¿Cuáles son los principales conflictos que enfrentan? De alguna manera está latente el tema de Easy y Jumbo de Palermo y Carrefour…

Ramón Muerza: “Hay un montón de conflictos, hay conflictos más chicos, estos son conflictos más visibles, el tema de comercio es siempre lo mismo, si no hay venta, o sea, el empresario saca gente, pero la problemática que tenemos es con estas dos multinacionales que son importantísimas, principalmente Carrefour, que viene con un proyecto de sacar gente, de cerrar locales.

Si bien ellos proponen diferentes situaciones como retiro voluntario es gente en la calle, dándole la vuelta que le des, el color que le quieras dar, es eso, es gente en la calle. Entonces estamos con una problemática; a mí me toca estar que al ser el secretario de Organización el tema de charlar con los delegados de alivianar el conflicto, llevarlo adelante. La idea es esa.

Después lo de Jumbo es una decisión inmobiliaria yo te diría, porque se está peleando para quedarse con los terrenos, un lugar de metro cuadrado que es muy importante para la gente, será eso cálculo yo, un negocio, y después como te decía hay pequeñas empresas que cierran o que bajan la cantidad de gente. Aparte el tema de la tecnología dentro de nuestro gremio trae mucha problemática”.

MG: Por ejemplo…

RM: “Muchísimos, la maquinaria, dentro de un supermercado tenías un carnicero que te cortaba la milanesa, ahora tenés una máquina que te hace la milanesa, “la milanesera” como se le llama. Se están trayendo nuevas cajas en las que te cobrás vos solo. Dentro del super tenés cinco cajas en las que te cobrás solo y tenés una supervisora la que solo supervisa que sea así, y antes tenías 15.

Nosotros también tenemos rama de call center. La dinámica es otra, antes tenías que llamar por teléfono y ahora se manda por mensaje y no se precisa tanta gente. Antes se preciaba que tengas dos o tres idiomas y ahora tampoco se necesita. Hay distintos panoramas, distintas cosas, ponele la venta telefónica en todos los supermercados se vende por teléfono, vos comprás por teléfono y te lo mandan después con un cadete y le das la tarjeta, no se necesita más cajero, ni verdulero, ni repositor, no te atiende más nadie. Hay otra cosa que se llama envío domicilio, que vos vas un cadete te preparan lo que pediste por teléfono, te lo cobra una cajera y todo lo demás no está, eso se viene, ya está funcionando y dentro de nuestro gremio trae mucha problemática”.

MG: ¿Están teniendo algo problema de encuadramiento, porque generalmente cuando se viene una crisis, empiezan todos a pegarse codazos, lo sienten?

RM: “Ahora no tanto, pero hubo problema con distintos gremios hermanos que bueno, que se pelea el encuadramiento, porque nosotros somos comercio y servicio, ese es nuestro sindicato, a veces toman eso, algunos como servicios te dicen “no, nosotros somos de call center”. Como te decía, nosotros somos una actividad que está muy fuerte, pero que antes éramos más fuerte. Se abrió un sindicato en Córdoba (de call center), que busca representación, pero en Capital no. Pero bueno hay provincias que subvencionan el 30% de los salarios del call center, y acá en Buenos Aires eso no pasa, entonces algunos se van a otra provincia por tema de la economía”.

Foto: Patricia González Photography

ELECCIONES 2018 EN COMERCIO

MG: ¿Cuáles son tus expectativas sobre la renovación de autoridades en SEC Capital Federal?

RM: “Nosotros somos un grupo de compañeros que vamos a tratar de hacer una opción dentro de en la Capital Federal para los empleados del comercio. La idea nuestra es participar, conformar una lista en la que los compañeros han decidido que yo la encabece”.

MG: Una decisión muy interesante…

RM: “Un sueño”.

MG: ¿Y ese sueño qué conlleva?

RM: “A que, uno lo que hace lo hace con pasión y que es un sueño de otra cosa, un sueño de hacer, yo le hablo a los muchachos con un sentido de pertenencia, de nacer en la propia clínica de tu sindicato, si tu mamá, tu papá que es empleado de comercio tiene que trabajar que te críes o te cuide la guardería de tu sindicato.

Que aprendas a hacer un nudo, a armar una carpa o hacer una fogata o a nadar, en la colonia de vacaciones de tu sindicato, que te vuelvas a tu casa con una remera de tu sindicato, ese es el sentido de pertenencia que uno busca y que el tiempo que tenga que estudiar, en primaria, secundaria, lo haga con le guardapolvo de tu sindicato, los útiles que te da tu sindicato.

Lo más importante que creo que es lo pendiente en el movimiento obrero, es poder hacerle la vivienda, yo creo que no es una cosa lejos. Hoy todos los bancos se pelean para tener los recibos de sueldo, los salarios de los trabajadores. Hay empresas muy importantes dentro del comercio, Carrefour, Jumbo, Coto, como te decía, que tiene $20.000 en sueldo, esos son los que tienen que dar los créditos, para las viviendas y que el sindicato tiene que ser la garantía de que eso pase y la empresa tiene que ser el agente de retención. No es descabellado soñar en hacer barrios de trabajadores.

La casa en donde vos vivís, donde vos te criaste, salió desde el sindicato de donde es tu mamá o tu papá, ese es el sentido de pertenencia que quiero del sindicato. Ahí se va a dejar de decir, “el sindicato esto”, “el sindicato lo otro”, “el sindicato es esto”, un sentido de pertenencia”.

MG: ¿Qué pensás de los proceso de renovación? Estas teniendo una postura de renovación, mas allá de esto, ¿qué postura te da en el resto de las organizaciones, en tu propia organización?

RM: “Son cosas lógicas, es la vida natural, yo creo que es así, yo conversando con Cavalieri le dije yo también un día voy a tener 50 años como lo tuvo y quiso ser Secretario General y había un líder principalmente muy importante que era Perón que decía “el hombre para conducir en su mejor momento era a partir de los 50 años”. Yo creo que es ese, y después tenés una etapa que es lógico que te canses y es lógico que tengas que descansar es lógico que seas una persona de consulta, los japoneses, los chinos, la gente los toma como gente sabia y no están errados, esas personas de consulta yo interpreto que son así.

El poder es el poder y digamos a muchos les cuesta o no lo quieren largar, dejar, y yo creo que la renovación les hace bien a todos. Digo vos no podés jugar a la pelota a los 40, 45 años, vos no podés boxear a esa edad, no podés hacer natación a esa edad, y así muchísimas cosas y en esto es lo mismo, no sos la misma persona a los 30, a los 40, a los 50, 70 o a los 60, son distintas personas pero eso no quiere decir que no lo puedas hacer, pero la voluntad es otra, tenes otra dinámica”.

Foto: Patricia González Photography

MG: La impronta que tiene Cavalieri para tu organización y el proceso que puede llegar a vivir ¿Qué modelo de sindicalista tenés?

RM: “Te soy sincero, cuando yo viene acá al gremio en el año ’86, en la primer elección que ganó Cavalieri, yo participo de esa elección como delegado de base, y después en el año ’92, yo entro a la comisión directiva. Te cuento, íbamos a ir a comer, yo comía con él, pero yo comía después de que él se fuera, porque quería aprovechar el tiempo para escucharlo, para mi él, tiene una visión distinta.

Creo que Armando tiene una visión distinta con los demás gremios, yo creo que es el de la avanzada con el tema de salud para los empleados del comercio en particular, pero para el trabajador en el general, porque a partir de eso muchos sindicalistas empezaron a copiarlo a él en el tema de la salud, yo lo tengo como modelo a Armando, pero bueno tuve el placer de leerlo a (José Ignacio) Rucci, el placer de conocer a Saúl (Ubaldini).

Pero si vos me decís una línea, el tema del diálogo, antes del conflicto, yo lo aprendí de Armando, lo principal es la exposición del dirigente no de la gente. Cuando llega el conflicto es porque el dirigente no supo poner sobre la mesa sus ideas y tiene ir a la gente buscar para terminar el conflicto, esa es mi idea un poco de gremio”.

MG: Marcas la obra social, el sistema de salud que tiene la organización como un modelo, ¿Cuál es la situación actual de la obra social?

RM: “La obra social hoy está complicada, como todo el sistema de salud, por distintas situaciones, en lo principal nosotras atendemos y compramos en dólares y se descuenta en pesos, ese es el principal problema que tenemos nosotros, con un organismo, un gobierno que uso los fondos de la obra social como beneficio político, esto es una realidad.

Vos sabés que no se daba la plata de los fondos, eso fue un quiebre dentro de la obra social, una reestructuración con proveedores y toda esa situación que hace que tener la cantidad de compañeros que tenemos todo es chico y no alcanza.

Hay compañeros que se molestan por un turno, pero es complicadísimo. Nosotros inauguramos un sanatorio modelo como es el Sagrado Corazón que yo se lo dije a todos porque me encargue de decirle a los delegados que una persona que tiene más de 70 años, cuando lo hizo Armando haciendo tomando esa decisión esto es pensando en nosotros en mis hijos, mis nietos. Como te decía antes, yo valoro este tipo de decisiones políticas tomada a los 70 años, con 200 camas, a mí me hubiera gustado una conversación distinta como la que tuve el año pasado, que sea una transición”.

MG: Si no hubieses estado en el ambiente sindical, ¿qué hubieras hecho?

RM: “Me hubiera gustado ser médico, porque soñaba con eso, mi abuela estaba enferma y yo lo que más quería era curarla…”.

Coment� la nota