Raúl Calamante, de Suteba: “La propuesta es insuficiente y no impacta en el conjunto de reclamos”

Raúl Calamante, de Suteba: “La propuesta es insuficiente y no impacta en el conjunto de reclamos”
El gobierno provincial presentó en el día de ayer una nueva propuesta salarial a los gremios docentes, quienes volvieron a rechazar la oferta por considerarla insuficiente. Raúl Calamante, secretario Interno de Suteba, contó a REALPOLITIK los motivos de esta decisión y cómo continuarán las medidas de acción en los próximos días.
RP.- El gobierno provincial presentó una propuesta salarial que lleva el salario inicial a 4717 pesos en el mes de septiembre. ¿Cómo reaccionaron ante esta oferta?

Desde el gremio seguimos evaluando que esta propuesta es insuficiente y que no impacta verdaderamente en el conjunto de reclamos como tendría que hacerlo. Ofrecen un treinta por ciento de aumento para los cargos iniciales, pero proporcionalmente dan un veinte por ciento para el resto de los cargos, por lo cual para nosotros no cumple las expectativas, y tampoco hace a los aportes necesarios para que lo perciban los jubilados.

Eso es un tema que evidentemente tendremos en cuenta a la hora de pedir acuerdos salariales porque los jubilados están relacionados directamente con las compensaciones salariales a las que podamos arribar.

RP.- ¿Cómo repercute el aumento del 30 por ciento para los maestros de grado, pero no para el resto de los niveles educativos?

Repercute fuertemente de distinta forma en la carrera docente. Lo que nosotros estamos pidiendo no es un aumento desmesurado, estamos hablando de un sueldo inicial de 3600 pesos. Hoy el aumento en las provincias del centro del país se encuentra en montos y sumas de ese valor. Por ejemplo en la provincia de Córdoba los sueldos para el segundo tramo están cerrando en 5.756 pesos; en Santa Fe en 6.533; y en la Capital Federal, en 6.150.

En nuestro caso -y llegando al monto de 4.700 pesos- quedamos muy desfasados. Estamos hablando de provincias donde el costo de la canasta familiar es similar, porque una cosa sería hablar de la Patagonia -donde los valores son otros-, y diferente es hablar de provincias que son totalmente comparables en cuanto a las necesidades de los docentes de la provincia de Buenos Aires.

RP.- ¿Cómo continúa el plan de acción a partir del rechazo ante esta nueva oferta?

Nosotros vamos a continuar con esta medida y seguiremos esperando una respuesta por parte del gobierno provincial. Tenemos todo bastante claro y llevaremos adelante medidas de fuerza hasta que alcancemos una propuesta que nos permita obtener un sueldo digno que se resume en un 35 por ciento de aumento.

En ese sentido, si el gobierno muestra una oferta que esté dentro de ese valor o ante cualquier modificación someteremos las decisiones a una asamblea, y dentro de la misma van a decidir todos los distritos que participen.

En el caso de Suteba, contamos con 135 distritos y la asamblea se convocará en torno a todos ellos como lo hemos hecho para alcanzar la decisión que nos llevó a esta medida, así se va a exponer la voluntad del conjunto de afiliados. Este tipo de medidas no son cuestiones que se definen por cuatro o cinco dirigentes, y creemos que minimizar esto como si se trata de una decisión de unos pocos es una falta de respeto frente a la docencia y su funcionamiento democrático.

Reprobamos también la actitud que ha tomado el ministerio de Trabajo, que hoy que ha mandado instructores a las escuelas para ver el cumplimiento o no de la medida, lo cual vemos como una actitud claramente intimidatoria. Hace años que venimos pidiendo al ministerio de Trabajo la presencia de inspectores para verificar las condiciones de trabajo. Ante esto siempre nos respondieron que no había inspectores y que no estaba dentro de su incumbencia, pero si tienen incumbencia para verificar el listado de quiénes hacen paro y quiénes no.

Es una actitud claramente intimidatoria porque si la provincia quiere controlar lo podría hacer desde los organismos de control pertinentes. Por lo tanto rechazamos esta actitud como también rechazamos el intento de convocar a una conciliación obligatoria que no tiene marco institucional en la provincia de Buenos Aires, porque el mismo artículo 31 de la constitución provincial es claro cuando afirma que no se pueden resolver cuestiones de conflicto entre los trabajadores del estado y el estado mismo de la provincia si no hay un órgano independiente. En ese sentido hay un problema porque el ministerio es juez y parte, y no es un elemento que esté actuando como mediador.

Comentá la nota