Reacciones en Entre Ríos por el paro de camioneros

Reacciones en Entre Ríos por el paro de camioneros
La jornada de protesta tuvo diferentes reacciones en la provincia. El ministro Adán Bahl dijo que "es un paro contra el pueblo". Desde camioneros de Entre Ríos anunciaron un alto acatamiento a la medida. En CTA se pronunciaron dos sectores.

La provincia de Entre Ríos fue de las primeras que sintió la jornada de protesta. Concretamente el paro al que convocó Hugo Moyano, comenzó en Entre Ríos el domingo a las 21 hs. En este contexto la medida de fuerza provocó diferentes reacciones en las fuerzas políticas de la provincia.

Bahl: "Moyano y Alizegui tienen aspiraciones políticas"

En primer lugar, quien salió a cuestionar las acciones de camioneros fue el ministro de Gobierno de Entre Ríos, Adán Bahl. El funcionario también cargó contra el diputado provincial y dirigente del sindicato de camioneros en la provincia, Antonio Alizegui. “Un paro de esta naturaleza contra la Presidenta que más hizo por los trabajadores desde el gobierno de Perón es evidente que esconde otras motivaciones. Moyano, Alizegui y compañía tienen aspiraciones políticas, pero no encuentran otra forma de construir que no sea perjudicando a los argentinos y a los entrerrianos y denigrando la actividad sindical. Quieren provocar rupturas y generar enfrentamientos con la excusa de la defensa de los intereses de los trabajadores, pero ni siquiera son acompañados por los trabajadores”, dijo Bahl.

Alizegui: “la medida tuvo un alto acatamiento”

Este lunes, el secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones en Entre Ríos, Antonio Alizegui, dio a conocer su opinión sobre el impacto que tuvo el paro nacional convocado por el sector en la provincia. Para el legislador provincial la medida tuvo “un alto acatamiento”.

“Hemos cumplido el objetivo, hemos tenido un impresionante acompañamiento; no había camiones en la ruta: la gente -en referencia a los trabajadores- y se quedaba con nosotros. En cierto momento llegamos a reunir 400 compañeros en la zona del túnel Subfluvial”, sostuvo.

Alizegui defendió la jornada de protesta y reiteró que la medida de fuerza iba, principalmente, en contra del “impuesto al trabajo que genera importantes descuentos en nuestros compañeros”.“Es el momento en que el Gobierno escuche a los trabajadores”, completó, según consignó Uno.

CTA Entre Ríos, unos a favor otros en contra

En la CTA provincial la jornada de protesta hubo dos secotres diferenciados que se expidieron a favor y en contra de la medida. Por un lado, la regional Entre Ríos de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) sector no oficialista, que está integrada por Paraná, Concordia, Concepción del Uruguay, Federación y Villaguay, se sumó a participar del paro convocado por el sindicato de Camioneros de la Confederación General del Trabajo (CGT) Azopardo. Asimismo, la Corriente Clasista y Combativa de Entre Ríos, agrupamiento muy cercano a la CTA no oficialista, también se pronunció a favor del “ante el saqueo sobre el bolsillo de los trabajadores en que se ha transformado la aplicación de ganancias sobre la cuarta categoría, verdadero impuesto al trabajo”, señalan en un comunicado firmado por los dirigente Víctor Sartori y Alejandro Sologuren. Asimismo reclaman el pedido de universalización del pago de las asignaciones familiares eliminando su discriminatorio pago segmentado.

En tanto, el otro sector de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Entre Ríos se declaró en contra de la medida al sostener que la protesta “pone como fachada para ocultar intereses políticos personales el legítimo derecho de los trabajadores a reclamar por la vía del paro. Esto quedó bien claro cuando el líder de Camioneros Hugo Moyano manifestó en declaraciones periodísticas que el paro ‘es contra Cristina’”.

Desde la central evalúan que “en un contexto de fuerte disputa del ingreso” en el paro es “poner como bandera excluyente el impuesto a las ganancias es al menos una manera de desviar el debate y las acciones de la verdadera disputa que la clase trabajadora debe librar contra las corporaciones y los grupos económicos privilegiados”.

Y apuntan que Hugo Moyano persigue un “interés político personal” y lo vinculan “con los sectores más concentrados de la actividad económica, con los formadores de precios que salen a ‘cazar’ los salarios de los trabajadores, con los que quieren un país ‘normal’, que es decir un país con altos índices de desocupación y con los trabajadores sosteniendo sobre sus espaldas los desaguisados de los economistas neoliberales”.

Desde la central cierran el comunicado considerando que “este tiempo es distinto al relato neoliberal de los '90 y que como consecuencia de aquellas políticas, el daño infringido a la clase trabajadora y a la economía nacional fue tan profundo que aún quedan muchas peleas por librar, a debatir en conjunto los caminos a transitar para reclamar por los derechos que aún resta restituir y por los nuevos a ganar”, finalizan

Comentá la nota