Se recalentó el conflicto

Los trabajadores decidieron cortar en forma total la autopista a Buenos Aires y también lo harán con la ruta provincial 18. El ministerio de Trabajo convocó para el martes. Si los empresarios no van, serán buscados con la fuerza pública.
El apoderado legal de la empresa gerenciadora de Paraná Metal no se presentó ayer a firmar el preacuerdo que habían consensuado con los trabajadores y las autoridades del Ministerio de Trabajo de Nación. "Nos están tomando el pelo a todos", dijo en medio del desconcierto y la bronca el delegado de Comisión Interna, Claudio Rivas. Tras el desplante, los trabajadores cortaron en forma total la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura del puente de acceso a Villa Constitución y la ruta 21. Más tarde, decidieron en una asamblea flexibilizar la protesta liberando las colectoras, pero desde hoy a las 7 cortarán totalmente la traza, liberándolo por la noche. Por su parte, la viceministra de Trabajo provincial, Nora Ramírez, que participó activamente de las negociaciones en la sede porteña de la cartera laboral, consideró que la actitud de los empresarios es "irrespetuosa hacia todos los que habían intervenido, y fundamentalmente hacia los mismos trabajadores a quienes se les había pedido un gran esfuerzo para avanzar en esta situación". La funcionaria señaló que se convocó a una nueva audiencia para el martes a las 15, a la que están citados "tanto al representante legal de Paraná Metal como al representante legal del accionista; es decir, del grupo Inversora M&S, bajo apercibimiento de ley, en cuyo caso se solicitará el uso de la fuerza pública".

Sorpresa, bronca e indignación. Los representantes de los trabajadores de Paraná Metal no encontraban ayer explicaciones ante la inesperada ausencia del apoderado legal de la empresa, al que esperaban para rubricar el preacuerdo verbal alcanzado, luego de varios días de negociaciones, en la noche del jueves. "Es una noticia que nos cayó mal a todos, porque todos los esfuerzos que veníamos realizando en los últimos días no se pueden tirar atrás así nomás de un día para el otro", dijo Rivas a Rosario/12.

"Queremos la reactivación de la planta. No nos importa si es Cristóbal López o quien sea, tenemos los recursos humanos, lo único que nos está faltando es el dinero para reactivarla -continuó Rivas . Si el inversor ya no está mas, nosotros estamos planteando que desde la Nación nos den el respaldo para poder reactivar la planta lo más rápido posible; no con la cooperativa, porque esto lleva un tiempo para su conformación y organización, si no con la gente que está".

Según el delegado, "más allá de que el accionista no esté, están todos los contactos con los clientes, la gente que sabe cómo hacer la producción; es decir, tenemos todos los recursos humanos como para poner en funcionamiento la planta. Lo único que no está faltando es el dinero para poder comprar los insumos y el material para poder despachar".

En tanto, la viceministra Ramírez dijo a este diario estar "azorada con lo que ocurrió. Fueron tantas horas de diálogo, de buscar modos y de escuchar a la empresa de qué forma se podían lograr consensos, hasta que finalmente dicen que están de acuerdo y lo expresan de forma verbal. Y no se presentaron, no llamaron, y tampoco justificaron la incomparencia a una convocatoria hecha por un Ministerio, algo que no puede tomarse como uso y costumbre, si no el grado de debilidad institucional se profundizará cada vez más".

La funcionaria explicó que ante la ausencia del apoderado de la empresa se labró un acta donde se dejó constancia de las manifestaciones de la UOM nacional, que estaba presente junto a los delegados de la autopartista. "También dejamos expresamente dicho lo que esto puede conducir como conducta temeraria de la empresa", precisó Ramírez.

A partir del fracaso de la audiencia, los trabajadores decidieron al mediodía cortar en forma total la autopista Rosario Buenos Aires y las rutas 21 y 18. "La bronca es generalizada, no sólo de los que estuvimos allá. Los compañeros ya no quieren salir más de la ruta hasta que haya alguna solución, y están planteando seguir con el corte por tiempo indeterminado, sin levantar nada", explicaba Rivas, mientras se dirigía a la asamblea que los trabajadores realizaron en el lugar del corte.

Allí, los operarios decidieron flexibilizar los cortes por la noche, liberando las colectoras para que pudieran circular los vehículos que habían quedado varados en el puente de acceso a Villa Constitución. No obstante, el bloqueo total de la autopista y la ruta 21 se retomará hoy las 7, y en una nueva asamblea decidirán los pasos a seguir, aunque no se descarta que también corten la ruta provincial 18 que va hasta Pergamino.

Comentá la nota