La recesión preocupa más que los despidos o suspensiones

La recesión preocupa más que los despidos o suspensiones

A los sindicalistas. Es difícil la situación laboral en el sector cerealero

La situación económica que está atravesando el país y nuestra ciudad es el principal motivo de preocupación por parte de varios sindicalistas que fueron consultados por  Ecos Diarios, quienes coincidieron que el sector más complicado es el que depende de la comercialización de los granos, especialmente lo referido a las tareas portuarias y en el campo. Por otro lado, más allá de la recesión, y todo lo que esto trae aparejado, desde los distintos gremios confirmaron que casi no han ocurrido despidos, ni suspensiones en nuestra ciudad, por lo cual indican que no hay que alarmarse pero si estar atentos.

La regularización de los empleados es otro de los puntos donde van dirigidos los esfuerzos de los gremios, aunque en este sentido depende de cada sector la cantidad de trabajadores que pueden desempeñarse en negro. Por ejemplo en el caso de la Unión de Recibidores de Granos de la republica Argentina (Urgara) la mayoría de los trabajadores se encuentra en blanco, en cambio en otros casos como los obreros de la construcción la situación varia y siempre hay un alto porcentaje de trabajo precarizado.   

Estos reclamos se le suman  a los constantes por una baja de impuestos a las ganancias que fue motivo de una medida de fuerza nacional llevada adelante la semana pasada, como así también la solicitud para que se cumplan las reglamentaciones que hacen a la normalización del empleo y a la seguridad del trabajador. Otras de las inquietudes es la utilización por parte de muchos trabajadores del Monotributo de manera que el empleador, con este modalidad, se "ahorre” el pago de cargas sociales.   

Realidades

Con respecto a estas problemáticas, el titular de la Unión de Obreros de la Construcción, Rubén Regente señaló que "actualmente se esta manteniendo  la cantidad de gente con empleo dado que si bien han despedido en algunos lugares, en otros se han contratado. Por ejemplo salio una obra en el puerto en el Giro 1 donde tenemos 80 trabajadores”.

Luego aseguró que "la situación  más preocupante que tenemos es el obrero en negro para eso presentamos  una ordenanza en el municipio donde pedimos que se haga el blanqueo de gente en las obras como así también que se informe quien esta construyendo, quien es el contratista y el responsable de la gente. Es una ordenanza que funciona en la zona y acá no sabemos porque no”.

Por su parte, Juan Peralta de Urgara contó que la principal inquietud que tenemos es que en estos momentos  no hemos podido cerrar paritarias dado que las tenemos vencidas desde hace dos meses. por eso en forma semanal nos estamos reuniendo y estamos discutiendo”.  Sobre la situación laboral explicó que "lo que nos preocupa es la situación  de las plantas de acopios, por dos cuestiones, una por la condiciones del tiempo y otra por el valor del cereal dado que su precio en estos momento no favorece mucho”.

Complicado

"Este es un año complicado porque no es una temporada muy movida con el cereal, aunque el resto de la actividad anda bien” señaló, Sergio Diez secretario adjunto del Sindicato de Camioneros. Según el gremialista esto ocurre porque "no hay el mismo movimiento que en otros años, debido a que está complicado el ingreso a los campos. No es para alarmarse pero si para estar atento, porque a eso se le suma la situación económica, más las retenciones  que tiene el cereal, qué no hay exportación, qué no se dejan  vender trigo, todo eso achica la cantidad de viajes y complica el sector”.

"Sin trabajo, no cobran”

Mario Lastra secretario general de la seccional local de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores ( Uatre) manifestó que "despidos no hay  pero si una recesión en la entrega de cereal, lo que nos complica por la gente que tenemos en la bolsa de trabajo, porque no son mensualizados, o sea que si no trabajan no cobran, por lo cual es muy difícil la situación que están pasando”.

Luego explicó que "por ejemplo en los silos  subterráneos, que era una de las fuentes de ingreso más importante que había, ya el año pasado algunas empresas grandes no acopiaron o redujeron su capacidad y encima este año sólo el 50% de ese lugar almacenó cereal”.

La ciudad

Como titular de la seccional local de la Confederación General del Trabajo señaló que "la situación en la ciudad es pésima porque cuando no hay obra pública se para la mano de obra  intensiva en lo que respecta a la construcción. Sino fuera  por tres o cuatro edificios que se están construyendo todo sería más difícil, aunque el ritmo es inferior a hace tres años”.

"En la ciudad hay despidos y suspensiones. Vemos  acotada la oferta de trabajo que  hay para  la mano de obra calificada, por eso mucha gente cuando pierde su puesto debe salir a hacer su changuita diaria, sin obra social ni ninguna cobertura”.///

Comentá la nota