Rechazan instalación de supermercado chino

(Eduardo Castex) Los comerciantes castenses y dirigentes mercantiles se resisten a la instalación de un supermercado chino en esta localidad. Los empresarios supermercadistas consideran que legalmente están desprotegidos porque no existe legislación para frenar la radicación de emprendimientos de capitales foráneos que afirman que resienten las economías regionales.
Empresarios chinos compraron un predio de mil metros cuadrados en la zona céntrica de Eduardo Castex y ya comenzaron a edificar las instalaciones del supermercado, como informó LA ARENA en la edición del viernes. Incluso ya presentaron la documentación en la comuna local para que aprueben el emprendimiento, porque pretenden abrir sus puertas en "los primeros meses del año próximo", indicaron fuentes consultadas por esta corresponsalía.

Los inversores serían de la provincia de Buenos Aires, donde además tendrían emprendimientos en Trenque Lauquen y otras ciudades, pero pretenden invertir en otras localidades pampeanas. Los orientales compraron un terreno a un empresario gastronómico, que está ubicado sobre calle Julio A. Roca, entre Diagonal San Martín y Estanislao Zeballos, a una cuadra de un conocido supermercado de capitales castenses.

El supermercadista y dirigente mercantil Humberto Velilla le indicó a LA ARENA que la comisión directiva de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Eduardo Castex "ya se ha reunido con el CD y ahora nos reuniremos nuevamente para ver los caminos a seguir". "Nosotros pretendíamos que se legislara algo sobre la radicación de supermercados o hipermercados foráneos, pero todo es muy burocrático. Legalmente no se puede hacer nada, ni tampoco nosotros podemos hacer algo desde la Cámara de Comercio", admitió Velilla.

-Velilla, ¿estos emprendimientos resientes las economías regionales?

-Sí. Cualquier emprendimiento que se radique afecta a los demás, más con la situación que estamos atravesando. Estos son emprendimientos tragamonedas del Estado, porque vienen, se instalan y se llevan la plata del pueblo, porque no le dan de vivir a nadie, ni siquiera al banco. La gente que tiene la posibilidad de frenar eso, no lo hace; lamentablemente no tenemos herramientas para frenar la radicación de estos emprendimientos.

Comentá la nota