Rechazan "persecución sindical" en Vialidad de Tucumán

El Sindicato de Trabajadores Viales y Afines (STVyARA), que conduce César González, rechazó ayer lo que calificó como "persecución gremial" hacia dirigentes en el distrito Tucumán del organismo y aseguró que esas denuncias fueron presentadas ante las autoridades respectivas en Buenos Aires.

La entidad sostuvo que en aquel distrito "se aplican políticas que procuran perturbar y perjudicar en el trabajo a miembros de la conducción local del gremio", que lidera René Corbalán.

El sindicato aseveró que "las decisiones del jefe del tercer distrito con actuación provincial, Jorge Gastiazoro, son arbitrarias" y que separó de sus funciones naturales a integrantes del sindicato para ubicarlos en tareas de archivo, a todas luces "un área de inferior nivel escalafonario", puntualizó.

Las decisiones del funcionario perjudicaron a los dirigentes gremiales de conducción Nora y Pablo Toledo y Romina Paversan.

El gremio relató que el conflicto se originó luego de que Paversan fuera "brutalmente agredida por un campañero de trabajo en las dependencias laborales, lo que motivó acciones judiciales", y subrayó que como consecuencia el jefe de distrito creó "este área (archivo) inexistente para desplazar a los dirigentes".

González, secretario general a nivel nacional, presentó una denuncia contra Gastiazoro ante el Administrador General de Vialidad Nacional, Nelson Periotti, en la que lo acusó de aplicar "una persecución sindical que no tiene antecedentes".

"Preocupa el autoritarismo, ya que los desplazados son sindicalistas amparados por la ley y no cometieron irregularidad alguna", puntualizó González, quien también argumentó que Gastiazoro tiene antecedentes por "su animosidad hacia la conducción provincial de la entidad gremial".

Comentá la nota