La reciente gran temporada no mitiga las inquietudes gremiales

La reciente gran temporada no mitiga las inquietudes gremiales

Este verano, el vínculo laboral de los mercantiles y gastronómicos se "estiró" algunos días más que la pasada temporada. El Sindicato de Empleados de Comercio pidió que se mantenga la mayor cantidad de puestos posible en invierno.

Los 3,5 millones de turistas que este verano invadieron Mar del Plata hicieron sonreír a empresarios de los rubros más diversos: desde los hoteleros y gastronómicos hasta los comerciantes de las zonas turísticas, como la costa, el centro y Güemes, que pudieron recuperarse de la mala temporada anterior. Como ellos, los trabajadores también tuvieron motivos para celebrar: los contratos temporarios fueron más extensos que el año pasado, según coincidieron los gremios que nuclean a los trabajadores del sector, que de todas maneras se muestran preocupados por la desocupación y el empleo en negro.

"Nos hemos visto beneficiados por la temporada. No ha decaído la contratación de trabajadores temporarios. Y los contratos en la temporada 2013-2014 habían concluido antes: a los 30 o 45 días ya estaban dando de baja a la gente. Ahora se estiró hasta el mes de febrero", celebró el secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), Guillermo Bianchi, y dijo que en esta temporada el vínculo entre empleados y empleadores llegó "aproximadamente a 60 días".

Aunque con menos énfasis, la secretarial general de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra), Mercedes Morro, coincidió: "Los contratos se extendieron un poquito más, lástima que Semana Santa quedó tan lejos". El lamento obedece a que, si la fecha religiosa hubiera caído antes, los empresarios podrían haber mantenido a sus empleados algunos días más.

La frase de Morro también lleva implícita una queja: la de que las clases no comiencen como en esta temporada en los primeros días de marzo, sino después del segundo fin de semana de ese mes, "a la vieja usanza", según sus palabras.

Bianchi, en cambio, está satisfecho con los reclamos gremiales que en los últimos años convencieron al gobernador Daniel Scioli de que el inicio de clases debía ser en marzo, no en febrero, para favorecer a las ciudades turísticas como Mar del Plata.

En su razonamiento, ese retraso y el hecho de que los turistas llegaron en gran número desde diciembre (en el de 2014 lo hicieron 840.000, 6 por ciento más que en 2013) fueron dos factores que extendieron la temporada.

El dirigente del SEC establece como punto de partida en la mejoría de las cifras de diciembre el de 2011, cuando la ciudad recibió un aluvión de visitantes interesados en presenciar la largada del Rally Dakar, el 1° de enero de 2012. "Desde ese entonces el impacto de los turistas en los meses de diciembre ha sido muy grande", evaluó. "A mayor cantidad de habitantes, mayor gasto, por lo que hay una movilidad mucho más grande en el consumo. Y al haber más consumo hay más empleo", explicó.

Los gremios coinciden en señalar al fin de semana largo de carnaval (que tuvo lugar del 14 al 17 de febrero) como uno de los puntos más altos de la temporada. "Ha tenido un impacto muy grande en volúmenes de venta", mencionó Bianchi. La propia Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) destacó que en esas minivacaciones sus afiliados vendieron un 17 por ciento más de unidades que el año pasado y facturaron un 44 por ciento más.

"Hay que reconocer que la implementación de los feriados de carnaval es una medida acertada del Gobierno. Ese fin de semana explotó Mar del Plata: no había lugar ni abajo de los árboles. No soy oficialista pero tampoco soy ciega: las cosas que se hacen bien hay que decirlas y las que no, tratar de corregirlas", apuntó Morro.

Un dato que manejan en su gremio confirma el buen saldo de la temporada: el plantel de afiliados es de 3.500 durante la mayor parte del año y salta a 8.000 cuando los veranos son exitosos como el de 2014-2015.

A pasar el invierno

Las cifras del Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos), que ubicaron al conglomerado Mar del Plata-Batán como el que mayor desempleo registró en el último trimestre de 2014, con 10,9 por ciento, impulsan al sindicato mercantil a hacer un clamor: "Es necesaria ?dijo Bianchi? una fuerte decisión del empresariado local para sostener el empleo en invierno. Apelamos a la responsabilidad social empresaria. Queremos que esta rueda de consumo, empleo y turismo continúe".

Agregó que, para el SEC, la desocupación "sigue siendo una gran preocupación", y recordó que los empresarios del sector están en condiciones de mantener el empleo porque "han tenido importantes ganancias en la temporada".

Para los gastronómicos, el desafío es que se refuerce cada vez más la toma de personal en verano. "Los fines de semana largos del invierno para la mayoría de los trabajadores no son muy efectivos porque los toman en negro, entonces no les conviene ni le conviene al sindicato", dijo Morro.

La gran preocupación

De las más de 4.000 inspecciones en comercios, bares, restaurantes y confiterías que realizó el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires en la Costa Atlántica durante enero y febrero surgió que el 18 por ciento de los empleados no estaban registrados.

"Con la falta de trabajo que hay, los trabajadores no quieren renunciar a absolutamente nada. Por más que trabajen diez horas, si el empresario quiere que digan que trabajan cuatro van a decir que trabajan cuatro. Y si les dicen que cuando viene el ministerio se tienen que meter en el baño, también lo van a hacer. Son todas armas que usa el empresariado y que lamentablemente el trabajador acepta por la falta de trabajo que hay", señaló Morro.

Para Bianchi, "donde hay trabajo en negro hay empresarios que evaden". A su entender, "el problema no es de las organizaciones sindicales, que se preocupan por hacer cumplir la ley, sino de los empresarios que no la cumplen".

"Las cámaras empresarias ?consideró? deben empezar a trabajar sobre este tema. Deben señalar cuáles son los malos empleadores que tienen trabajadores en negro. Hay que decirles que van a ser castigados si no blanquean".

Comentá la nota