ATE reclama por la libertad sindical

ATE reclama por la libertad sindical
Denunciaron hostigamiento por querer dejar de pertenecer a la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc)

Cuando a fines del año pasado los trabajadores de la Caja de Previsión Social para Abogados bonaerense decidieron organizarse dentro de ATE, comenzó el hostigamiento. “Hubo un conflicto permanente durante este año, descuentos por medidas de fuerza y hasta fue suspendido el delegado de La Plata”, describió Carlos Díaz, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estados en Mar del Plata y la zona.

Casi un año atrás, los trabajadores tomaron la decisión de dejar de pertenecer a la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) “porque no se sentían representados”, según mencionó el dirigente.

La mayor presión se vivió en La Plata, donde está la sede central de la Caja de Previsión Social para Abogados, que también tiene delegación en los 18 departamentos judiciales que hay en territorio bonaerense, y donde también se emplazan Colegios de Abogados.

Es que no se trata sólo de la dependencia más grande, que agrupa a la mayor cantidad de trabajadores, sino que también es donde se gestó la voluntad de cambiarse de gremio.

“Actualmente son 293 los afiliados a ATE, y en la mayoría de las sedes se eligieron los delegados. De todas formas, desde un primer momento el directorio de la Caja desconoció el derecho que tienen los trabajadores a la libertad sindical”, cuestionó Díaz. Incluso, recordó, hay fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que dictaminaron en ese sentido.

El reclamo tuvo otras aristas: se exigió que el Convenio Colectivo de Trabajo se firme con los legítimos representantes de los trabajadores y se repudió expresamente “la actitud de persecución” del directorio de la Caja, a través de descuentos por medidas de fuerza, asambleas y permisos gremiales, y hasta la suspensión de un delegado gremial.

A su vez, Díaz describió con preocupación lo sucedido el pasado lunes en La Plata, donde se había decretado un paro de actividades por 72 horas y recién comenzaba a cumplirse la primera jornada: “Ingresó un grupo de 200 personas a apretar e intimidar a los trabajadores que estaban llevando adelante la medida de fuerza”, expresó el dirigente.

El ministro de Trabajo Carlos Tomada, dijo, ya está al tanto de la situación: “Estamos esperando que nos convoquen”, señaló.

Comentá la nota