La CGT reclamará al Gobierno el pago a las Obras Sociales

Por Ricardo Carpena

Caló y otros gremialistas se reunirán con la superintendenta de Servicios de Salud.

La CGT Balcarce reclamará pasado mañana al Gobierno el pago de la deuda que el Estado mantiene con las obras sociales, que alcanza los 15.000 millones de pesos, y si en diez días estas entidades no reciben el dinero retenido desde hace cinco meses, podrían disponerse medidas de fuerza “en defensa de la salud de los trabajadores”.

La dura posición será planteada ante la superintendenta de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld, por una comitiva de 10 o 12 sindicalistas, presidida por el metalúrgico Antonio Caló, en medio de las fuertes sospechas sindicales de que la actual crisis económico-financiera de las obras sociales no quiere ser resuelta por el Gobierno porque apunta a apropiarse de los fondos del sistema para crear un seguro de salud, tal como viene proponiendo el titular del PAMI, Luciano Di Césare.

En ese sentido, la central obrera K también pedirá a Korenfeld que aclare oficialmente si la iniciativa de Di Césare cuenta o no con el aval de Cristina Kirchner. Ayer, luego de que Clarín publicó un documento reservado en el que se advierte que el proyecto del seguro de salud pone al gremialismo “ante el riesgo de perder el gerenciamiento” de las obras sociales, fuentes sindicales revelaron que el jefe del PAMI llamó por la mañana a un dirigente para asegurarle que “el Gobierno no cambiará nada del sistema actual”.

Aun así, hay sindicalistas que desconfían. En diálogo con Clarín, Oscar Lescano, titular de Luz y Fuerza y del sector de los “Gordos”, dijo: “ Yo sé que Di Césare estuvo caminando por varios sindicatos para hablar de su propuesta ”. Pero advirtió al Gobierno que “no se equivoque” porque, si avanza con la apropiación de la plata de las obras sociales, la CGT oficialista “saldrá con los tapones de punta” para resistir la medida. “Hablan de la caja sindical –agregó-, pero la plata de las obras sociales la están manejando ellos (los funcionarios), y así las están desfinanciando”. “Si quieren venir a firmar los cheques con nosotros, que vengan –desafió-, pero le vamos a pedir a Korenfeld que devuelvan el dinero que es de los trabajadores.” Otro sindicalista preocupado por el proyecto de Di Césare es Hugo Moyano. “Siempre desconfío del Gobierno porque quiere quedarse con todas las cajas posibles –dijo a Clarín-. Se ha quedado con la caja de los jubilados y se ha apoderado el dinero de las provincias. Por eso no me sorprendería que tenga la intención de quedarse con los fondos de las obras sociales”.

El líder camionero consideró que, si fuera así, “sería uno de los errores más grandes del Gobierno”, ya que “el sistema de obras sociales, más allá de las correcciones que puedan hacerse, es un ejemplo en todas partes del mundo”.

Comentá la nota