El reclamo judicial

El Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco (S.E.J.Ch), de Graciela Aranda, y la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco (U.T.J.Ch), de Walter Bernard, realizarán hoy y por 48 horas un paro de actividades que interrumpirá la actividad en los juzgados de toda la provincia.
La medida, sin asistencia a los lugares de trabajo, se produce en un clima de creciente malestar por la falta de respuestas al reclamo salarial.

El Sejch explicó que, en el marco del plan de lucha, el principal reclamo es la recomposición salarial de un 30%, como piso; el tratamiento y aprobación de la modificación de Ley de Tasas; una ley de ingreso al Poder Judicial de hijos y familiares de los trabajadores judiciales y la actualización de las Asignaciones Familiares, entre otros varios puntos relativos a condiciones laborales.

“Los trabajadores queremos una solución real y efectiva, y no meramente declarativa a las sentencias que tienen fallo favorable. Además es necesario resaltar que lo que acuerden o consensuen los magistrados, les corresponde también a los trabajadores, teniendo en cuenta el régimen salarial de porcentualidad vigente”, resaltaron desde el gremio.

Mientras que para la Unión de Trabajadores Judiciales, el STJ “violó todas las leyes que regulan los convenios colectivos vigentes al tratar un tema salarial sin incluir en la mesa a los trabajadores”. En ese contexto, y ante lo que advirtieron como “una amenaza a la ley de porcentualidad”, el sindicato convocó a un paro general para los dos últimos días hábiles de esta semana (jueves y viernes), a partir de las 9, con lo cual el servicio de justicia se verá interrumpido hasta el próximo martes 10, dado el feriado nacional del lunes 9 de julio.

Comentá la nota