Por un reclamo salarial del 35 por ciento fue tomado el Frigorífico “Indio Pampa”

Trabajadores del frigorífico de caballos “Indio Pampa” tomaron la sede de la empresa y bloquearon los accesos a la planta en el día de ayer, en el marco de un intenso reclamo salarial que se manifiesta en todo el país.
La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne materializó esta medida de fuerza en reclamo de un aumento salarial de 35 por ciento para los trabajadores del sector frigorífico. Cabe destacar que fue rechazado un 17 por ciento de incremento en los sueldos en los últimos días.

En medio del reclamo, los 110 trabajadores afectados por esta situación se ocuparon de dialogar con todos los medios y criticar a la administración actual de la empresa. Prendieron gomas y colgaron pancartas con alusión directa al reclamo salarial.

Además señalaron que “Indio Pampa” estaría en condiciones de pagar estos aumentos ya que gozaría de buena actualidad económica financiera. Entre tanto, sostuvieron que hasta que no se solucione el conflicto no dejarán pasar a nadie a la planta, que por el mismo motivo seguirá sin producción, aunque se marcó que las cámaras de frío no fueron apagadas para conservar la producción que allí se encuentra.

Reclamo

Según Sergio Fernández, empleado de la empresa se está “peticionando el aumento del 35 por ciento, y esta misma situación se manifiesta a nivel nacional después de las negociaciones paritarias que vienen desde hace tres meses”.

La manifestación de estos trabajadores fue pacífica aunque con el bloqueo total de ingreso a la sede del Frigorífico. “Nosotros pedimos a las cámaras de exportadores, ya que nuestro gremio arregló un 17 por ciento de aumento y no lo aceptamos, lo que nosotros queremos es que nos saquen de las carnes rojas porque somos exportadores y se manejan en otros valores”, destacó Carlos Charamone, otro de los empleados.

Asimismo, se informó que la producción local de faena de caballos se exporta a países de Europa, Rusia y Japón. “Esto hace tres meses que lo venimos negociando pero no hemos tenido respuesta, por lo que no nos quedó otra alternativa que tomar esta medida”, dijeron, considerando la medida como “no grata”. “Esta es nuestra fuente de trabajo desde hace muchos años, yo tengo 22 años acá y es la primera vez que pasa algo así”, marcó Charamone. En este sentido, el trabajador criticó a los administradores del frigorífico y dijo que “la gente de la empresa tendría que reconocer un poco lo que hacen los empleados”.

Sin acuerdo

Luego, el trabajador consideró que esta medida de fuerza “no es sabotaje”, porque “la carne tiene su frío y las máquinas están trabajando normalmente aunque no se está produciendo”. “Esta situación se va a dar hasta que nosotros tengamos una respuesta que nos satisfaga, por ello estamos en contacto con la federación y sabemos que hay 5 frigoríficos en el país en las mismas condiciones. Siempre llegamos a un acuerdo, pero esta gente de Veronese que hace dos años está no nos da una solución”, concluyó.

Comentá la nota