Por un reclamo salarial, trabajadores del peaje de Olivera van al paro

La empresa concesionaria alega problema financieros por deuda del OCCOVI. La situación afecta a unos 90 trabajadores. Mañana o el jueves podrían levantar las barreras y cesar sus actividades. El sindicato SUPTA se declaró en alerta y movilización.
Los empleados de la estación de peaje de la ruta 5 se encaminan a un paro de actividades al no llegar a un acuerdo entre el sindicato que los agrupa SUTPA (Sindicado Único de los Trabajadores y Afines) y la empresa concesionaria H5. El reclamo tiene varios puntos –según manifestaron-, entre los cuales se destaca la regularización de los salarios, situación que se viene prolongando desde hace unos nueve meses. Por tal motivo, no descartan que este martes o jueves levanten las barreras en señal de protesta tanto en las estaciones ubicadas en el kilómetro 86 como en el 244 situado en el Partido de Nueve de Julio.

El atraso salarial afecta a unos 90 trabajadores que en un 60 por ciento cumple tareas en la estación de Olivera, donde empapelaron el lugar para dar a conocer la situación. "Por la presión de nosotros, porque ya no aguanta más, vamos al paro", dijo uno de los trabajadores a EL CIVISMO Digital y pidió reserva de identidad. En tanto, precisó que la empresa H5 adeuda cerca de la mitad de sueldo del mes de abril, al parecer, por problemas financieros originados presuntamente en la reducción de los subsidios por parte del Estado como así también debido a que lo recaudado en concepto de explotación de los peajes no llegaría a cubrir los sueldos.

Los problemas en H5 se viene sucediendo desde noviembre cuando "se comprometió a abonar 2.000 pesos como parte de pago de los sueldos del mes de octubre, lo cual equivale a un magro 30 por ciento aproximadamente de los haberes, siendo este dato por demás significativo de la preocupante situación que atraviesan los trabajadores de esta concesión", recordó el gremio que conduce Facundo Moyano.

Asimismo, "el OCCOVI (Órgano de Control de Concesiones Viales) mantiene una deuda con H5 de aproximadamente 700.000 pesos que la empresa ha reclamado aún sin éxito, cifra que, por otra parte, es insuficiente para afrontar las obligaciones contraídas", informaron en el SUTPA.

Ante esta situación, la empresa H5 solicitó el traspaso de la concesión a la empresa CIPSA, planteándolo al Ministerio de Planificación de la Nación, sin que hasta este momento haya habido una respuesta favorable al respecto.

ALCEN LAS BARRERAS

Mientras tanto desde el sindicato recordaron que "durante más de una década, este mismo grupo empresario que hoy alega supuestos problemas financieros, bajo otra razón social, tuvo ganancias extraordinarias, a merced de un contexto económico de paridad cambiaria y de sus bajos costos laborales al amparo de regímenes laborales flexibilizadores (salarios indignos, jornadas de 12 horas, despidos arbitrarios, polivalencia funcional, etc.). En épocas de bonanza, los explotados éramos los trabajadores; hoy, que les aprieta un poco el zapato, no vamos a permitir que el hilo se corte por lo más delgado ni subordinar la defensa de los trabajadores a la espera de negociaciones entre empresarios y una burocracia estatal que no está a la altura de los tiempos que corren. Desde el SUTPA estamos acompañando a los trabajadores y nos mantenemos en estado de alerta y movilización".

"A partir de diciembre se iba a cambiar la concesión pero nos vienen pedaleando y muchos nos quieren informar. Queremos que se cambie la concesión por la empresa que está a cargo no quiere saber más nada y alega que no puede pagar los sueldos pero a la vez no podemos parar. Pero el martes o el jueves vamos a un paro a nivel nacional", señaló uno de los trabajadores.

Además de levantar las barreras en las estaciones de Olivera y Nueve de Julio, los trabajadores se movilizarían a Capital Federal para hacer oír sus demandas. En este contexto, no se descarta que adhieran trabajadores del resto de las empresas que tiene rutas concesionadas con la implementación del cobro de peajes.

Comentá la nota