Un reclamo que termino a las piñas

Dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (Stia), se trenzaron a golpes con los propietarios de la pesquera Puerto Bahía, ubicada en el Parque Industrial liviano de Trelew.
El reclamo por la reincorporación de 5 empleados, el pago de quincenas adeudadas y el pase a planta permanente de los asalariados, derivó en un violento enfrenamiento que incluyó amenazas, y hasta dicen, armas de fuego. El conflicto alcanzó su punto máximo de tensión cuando afiliados al sindicato de la alimentación quemaron varias camionetas.

Cerca de las 11, un reducido grupo de trabajadores comenzó a quemar cubiertas frente a la empresa Puerto Bahía. Transcurridos varios minutos de la protesta, el propietario de la pesquera, Jorge Salomón, se trenzó a golpes con un representante gremial, incluso, hubo agresiones a varias mujeres, señalan testigos. “Hasta tenía un arma”, denunciaron las damnificadas por el episodio.

Posteriormente, ya con la presencia de personal policial, hubo roturas en los vidrios de las camionetas de los propietarios de la empresa. Más tarde, algunas partes de los vehículos fueron consumidas por las llamas emanadas de las cubiertas. Tras lo sucedido, Fabián Molina, del Stia, dijo: “Es una vergüenza, estos tipos no pueden trabajar más, tienen todos los trabajadores en negro. Vamos a esperar que salgan a arreglar, la gente tiene 6 años de antigüedad, o le reconocen antigüedad o se van a la mierda”.

Superados los momentos de tensión, la Secretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria. A las 17.30 de hoy se celebrará la primera reunión en la sede del órgano estatal en Trelew

Comentá la nota