Reclamos de APROSLAR por el nuevo hospital

Reclamos de APROSLAR por el nuevo hospital
En un encuentro con autoridades de la nueva institución advirtieron que “los concursos para acceder a los cargos no estaban claros”, y que hay mucha incertidumbre.

La Asociación de Profesionales de la Salud (APROSLAR) se reunió con las autoridades del Hospital de la Madre y el Niño para dialogar sobre diversos temas vinculados con la inminente puesta en funcionamiento de ese hospital y con las condiciones laborales de los profesionales que allí prestarán servicio.

En esta reunión participó el presidente de la gremial médica, Rolando Agüero, mientras que el Hospital estuvo representado por su director Ejecutivo, Julio Escrivá y por la directora médica adjunta, Silvia Zalazar.

También estuvo presente el Colegio Médico a través de su presidente, Eusebio Páez.

Encuentro

Según se informó desde APROSLAR a NUEVA RIOJA, Escrivá explicó al gremio y al Colegio Médico el mecanismo de funcionamiento del hospital.

“El Director Ejecutivo nos explicó la forma en que se eligeron a los coordinadores, a los responsables de las distintas áreas y al personal en general. Nosotros le planteamos que los concursos para acceder a los cargos no estaban claros, que había mucha incertidumbre entre los profesionales y que los resultados de esos concursos son dudosos”, informó Agüero.

En el mismo sentido, planteó que “ellos (los funcionarios) nos respondieron que no hubo apelaciones y que por lo tanto los concursos fueron aceptados por todos”.

“Ante eso, contestamos que había malestar en varios profesionales por este motivo y que no apelaron porque el mismo tribunal que dirigía el concurso es quien decidía la apelación”, comentó Agüero al finalizar el encuentro.

Las condiciones de trabajo

Por otra parte, la gremial médica expresó ante las autoridades su preocupación por el encuadramiento laboral que tendrán los profesionales que trabajarán en el Hospital de la Madre y el Niño,

“Planteamos que la ley 9.119 por la cual se crea este hospital de gestión descentralizada es un gran retroceso en cuanto a la estabilidad de sus trabajadores ya que pasamos de ser empleados del Estado Provincial (en el caso de los que están nombrados actualmente en el Ministerio de Salud) a ser empleados de este nuevo hospital, con muchos menos derechos y una gran precariedad”, dijo Agüero.

Sobre este último punto, el gremialista señaló que esta precariedad e inestabilidad laboral está dada por la facultad que tiene el Director Ejecutivo para sancionar, suspender o expulsar trabajadores de acuerdo al estatuto que ese mismo Director elaboró.

“Ante ese cuestionamiento, las autoridades manifestaron que el involucrado tiene derecho a defensa, como sucede en la Provincia pero le respondimos que eso no es así ya que en este caso las sanciones son de acuerdo a lo que diga el Director y su estatuto”, precisó el titular de la gremial médica.

“También le dijimos que era importante que el personal que este nombrado en Salud Pública pasara al nuevo hospital con una transferencia para que de esa manera conservara sus derechos. Escrivá nos respondió que no porque necesitaba profesionales que cumplieran las ocho horas diarias de trabajo”, amplió Agüero en referencia a uno de los principales temas de conflicto.

Salarios

En la reunión, la gremial médica y las autoridades también dialogaron sobre los salarios que tendrán los profesionales.

“Escrivá nos informó que el sueldo de un médico sin antigüedad sería de 12.000 pesos de bolsillo sin descontar el Impuesto a las Ganancias más las guardias que deba hacer (5 obligatorias ). Al respecto, le comentamos que a los licenciados se los bajó de categoría y cuando se le hizo conocer que hay una ley de educación superior que no establece diferencias, no pudo respondernos con convicción”, reveló el médico.

Las partes también dialogaron sobre el presupuesto que tendrá el nuevo hospital.

Comentá la nota