Reclamos salariales: sindicatos de empleados municipales acampan en Azul y Tandil

Reclamos salariales: sindicatos de empleados municipales acampan en Azul y Tandil
En ambos casos, las manifestaciones se concretan en espacios públicos, con carpas en las que los dirigentes sindicales sostienen sendos pedidos de 30% de incremento de sueldo. En Olavarría las negociaciones tendrán lugar a partir de abril, tal como se adelantó a Infoeme.com.
Trabajadores municipales de las localidades de Azul y Tandil desarrolla protestas en reclamos de subas salariales. En ambos casos, las manifestaciones se concretan en espacios públicos, con carpas en las que los dirigentes sindicales sostienen sendos pedidos de 30% de incremento.

En el caso de Olavarría, donde los municipales son representados exclusivamente por el Sindicato de Trabajadores Municipales que lidera José Stuppia, las negociaciones tendrán lugar a partir de abril, tal como se adelantó a Infoeme.com. En vista de la relación mostrada entre el Ejecutivo y las autoridades sindicales locales no se esperan protestas del tipo de las desarrolladas en las localidades vecinas y que sí ocurrieron en años anteriores.

En Azul, el Soempa dispuso las carpas el miércoles e inició un duro cruce con el secretario de Gobierno Héctor Bolpe, vocero del Ejecutivo en la negociación. Pararon camiones municipales y anunciaron denuncias por “un hecho de violencia laboral”, tal como expuso el dirigente Miguel Burgos.

En Tandil, el STMT inició el lunes 9 un acampe en la plaza Independencia. Este miércoles el Ejecutivo hizo una oferta del 13% de suba que el sindicato consideró insuficiente y sostiene la manifestación.

En Azul: acampe y denuncia pública de presiones

El sindicato Soempa, comandado por Miguel Burgos, montó un acampe en las puertas del Palacio Municipal de Azul el miércoles. Piden un aumento salarial del 30% a partir de este mes y, tal como declaró Burgos, “decidimos acampar hasta que nos atienda José Inza”.

El Soempa había anunciado sus pretensiones y las expresaron en una reunión que tuvieron con el secretario de Gobierno Héctor Bolpe y el secretario de Economía y Finanzas Néstor Requelme. Además, el pedido ya había sido realizado al propio intendente José Inza. Al mismo tiempo, este gremio municipal realizó una asamblea donde por el voto de sus afiliados se resolvió “continuar con el reclamo salarial por considerarlo justo y razonable”.

Además, cuestionaron los camiones municipales -estacionados en las puertas de la municipalidad- porque “no están en condiciones de circular y queremos que cualquiera que venga, los vea y sepan que no tienen verificación”, dijo Burgos. “Es decir, lo que rige para sus ciudadanos y el municipio hace multas, los camiones del municipio no lo cumplen. Esa fue otra gota que rebasó el vaso. Además, nos falta ropa y nos falta todo. Así es que vamos por el salario y las condiciones laborales”, añadió.

Paralelamente, comentó que “vamos a hacer la correspondiente denuncia por lo que consideramos un hecho de violencia laboral que han recibido compañeros de AAPA (Asociación Azuleña de Protección Animal)”. Se trata de un recorte de servicios a la entidad que afecta la carga horaria laboral de los empleados municipales.

Por su lado, el secretario de Gobierno Hector Bolpe, vocero del intendente Inza en las negociaciones sindicales, declaró este jueves sobre los incidentes que generaron el paro de los camiones y el acampe del Soempa, “llamamos a la reflexión de que se continúe con el diálogo, pero un diálogo civilizado, que no puede ser que se realice bajo la presión de parar movilidad del municipio que en definitiva es una movilidad que está en función de los ciudadanos y del servicio público”.

En relación a los tiempos que maneja el Ejecutivo para presentar una propuesta de mejoras de salarios el secretario de Gobierno remarcó “uando terminen las evaluaciones que como todos saben son complejas porque hay que advertir que en la evaluación hay datos de la jurisdicción y datos que vienen de extrañas jurisdicciones y esa evaluación lleva su tiempo. El municipio va a tratar de hacer la mejor propuesta que pueda, porque en este proyecto el tema salarial es importante y es importante que esa mejora se vaya dando”.

En Tandil: acampe y disconformidad con la oferta salarial

Los trabajadores del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) iniciaron el lunes 9 de enero un acampe en la plaza Independencia, anunciado la semana anterior en reclamo de mejoras salariales.

El dirigente Roberto Martínez Lastra indicó que el sindicato solicitó un 30% de suba salarial y negociarían con un mínimo del 20% mientras que la oferta del gobierno del intendente Lunghi dada a conocer este miércoles alcanzó el 13%.

Al mediodía de este miércoles, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Tandil, Matías Civale, entregó la nota que, en líneas generales propone un 13% de incremento de sueldo al básico a partir del primero de enero de este año.

No tardó la respuesta de los municipales el propio Roberto Martínez Lastra aseguró que “si nos dan el 13, es imposible que llamemos a una asamblea, teníamos el 20 por afuera y nos quiere conformar con un 13 al básico, realmente no nos podemos ni sentar a analizar la propuesta”.

Agregó que “lo rechazamos directamente. Estamos parados en un 30%, además para llamar a una asamblea, lo tenemos que comunicar al Ministerio de Trabajo, por lo menos necesitamos un 20% para convocarla”.

Mas adelante, indicó que “tenemos todo el tiempo del mundo, cada vez se juntan más compañeros a la lucha, no pueden venir a apurarnos. Todos los gremios importantes piden el 25 o más” y detalló, “pedimos un 30%, porque un compañero de categoría 1, cobra 2.147 pesos de básico”.

Comentá la nota