Más reclamos por sueldos municipales

La conducción de ATE sumó su planteo al que ya han dejado trascender Soyem y Sitramuci. En el gremio estatal sostienen que los haberes deberían subir 100% por lo bajo de los salarios actuales.

Para la dirigencia de ATE, los sueldos de la Municipalidad deberían tener un aumento “no menor al 100 por ciento” para elevar “los bajísimos” montos que se cobran en la actualidad. El dirigente Héctor Aguilar, a modo de chiste filoso y sarcástico, manifestó: “Con lo que ganamos lo único que podemos agradecerles a las autoridades es que nunca vamos a pagar el impuesto a las Ganancias”.

El referente manifestó: “El lunes, cuando se incorporen de sus vacaciones los señores concejales, les vamos a llevar nuestros reclamos. No se puede seguir como estamos ahora”.

ATE sumó así su punto de vista a lo ya adelantado recientemente por otras dos organizaciones gremiales con actuación en la comuna, Soyem y Sitramuci, en materia salarial. En la primera, se plantea la posibilidad de solicitar un 40 por ciento de incremento. La segunda, pedirá que la base para discutir sea el sueldo mínimo vital y móvil en la categoría más baja.

El sindicato estatal se ha ido recuperando luego de que abandonara su estructura el dirigente Omar Meza. Aguilar, como secretario de Organización, Bruno Bracco y Elio Vega se han hecho cargo de la conducción de la seccional Alto Valle y para ello están por inaugurar una nueva sede en La Esmeralda 1.034.

Además de presentarse el lunes a conversar con los miembros del Concejo Deliberante, los dirigentes tienen previsto solicitar una inmediata audiencia al intendente Abel Baratti para analizar con él también el problema de los haberes.

“Lo que pasa en la Municipalidad sería risible si no fuera tan triste. Yo, con 33 años de antigüedad, tengo un básico de 2.500 pesos. Estoy por cumplir 60 años y con lo que cobro no creo poder mandar a estudiar a mis hijos a la Universidad. Esto es lamentable”, enfatizó Aguilar.

Manifestó que hay trabajadores, como los que mencionó del sector de la Isla Jordán, que “no ganan más de 1.500 pesos. Con eso no puede vivir nadie, a esos muchachos no les da ni para tener vicios, decí que son solteros porque, si no, no podrían mantener a su mujer. Y para peor, aumentó el precio del pan en Cipolletti. Hay compañeros que no tienen ni para comprar el pan diario”.

El gremialista cuestionó, además, la alta proporción de empleados contratados y eventuales en relación con el personal de planta. De éstos, sostuvo que “no quedan más de 220” y todos los demás se manejan por alguna forma de contrato a término. En total, estimó que el número de trabajadores de la comuna se acerca a los 1.600.

“El de Cipolletti es el Municipio con mejor recaudación y también el que paga los salarios más bajos”, expresó y señaló que su sindicato reiterará este año su reclamo histórico por el pase a planta de los contratados y la recategorización de todos los municipales.

Coment� la nota